El Gobierno sigue dividido y sin apoyo suficiente para sacar la reforma laboral

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo BAreño MADRID / LA VOZ

ACTUALIDAD

Pedro Sánchez y Yolanda Díaz en el Consejo de Ministros, en una imagen de archivo.
Pedro Sánchez y Yolanda Díaz en el Consejo de Ministros, en una imagen de archivo. Javier Lizon | Efe

El PSOE negocia el sí de Ciudadanos sin modificar el decreto y apura el diálogo con ERC, que vincula ahora su posición a la mesa de diálogo

31 ene 2022 . Actualizado a las 20:31 h.

A 72 horas de que el jueves se produzca la votación en el Congreso, el Gobierno seguía sin tener amarrada este lunes la mayoría necesaria para sacar adelante en el Congreso la convalidación del decreto de la reforma laboral. Las negociaciones eran frenéticas y a dos bandas. Pese a que tanto ERC como el PNV, socios habituales del Gobierno, seguían mostrando ayer su rechazo a apoyar la reforma tal y como fue pactada con la patronal y los sindicatos, la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, mantenía la negociación con ambos para tratar de evitar que el decreto salga adelante gracias al apoyo de Ciudadanos junto a los partidos minoritarios.

Dos negociaciones paralelas

Paralelamente, sin embargo, el ala socialista del Gobierno, con el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, al frente, cerraba con el partido naranja el apoyo de sus nueve diputados a la reforma si esta se somete a votación en los términos en los que fue aprobada por el Consejo de Ministros. Es decir, sin que los convenios autonómicos prevalezcan sobre los estatales y sin tramitarse como proyecto de ley, que son precisamente las condiciones mínimas que exigen ERC y el PNV.

Más lejos incluso está el apoyo de EH Bildu, que el Gobierno ya da por perdido después de que firmara junto al BNG y la CUP un «manifiesto» en el que se exige la recuperación los 45 días por año trabajado en los despidos improcedentes. ERC también firmó ese texto, aunque aclaró que, en su caso, no se trata de una condición ineludible y dejó abierta la puerta a una negociación.