El Risitas se convierte en un indicador económico

Sara Cabrero
S. Cabrero REDACCIÓN / LA VOZ

ACTUALIDAD

El «Financial Times» detecta que los brókeres utilizan los vídeos de este personaje para vaticinar bajadas en los mercados

01 feb 2022 . Actualizado a las 16:25 h.

Juan Joya Borja, popularmente conocido como El Risitas, arrasa en Wall Street. Los vídeos virales que han sobrevivido a este mítico personaje de la televisión patria podrían acabar haciéndose un hueco en la lista de insólitos indicadores económicos que se manejan en las mesas de operaciones de las bolsas del otro lado del charco. La idea ha partido directamente de las oficinas del Financial Times, casi una biblia para los mercados. Ha propuesto la publicación que los memes de El Risitas se conviertan en un nuevo índice para valorar la percepción mundial sobre las finanzas y mercados americanos.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

¿La razón? Los vídeos en los que se puede disfrutar de la risa contagiosa del personaje viven su particular época dorada entre los brókeres americanos, que utilizan estos clips en las redes sociales para comentar aquellas acciones que están cayendo en bolsa o incluso para pronosticar cuándo un determinado valor va a experimentar un declive en los próximos días.

Y a la vista del resurgir de este fenómeno español, la sección FT Alphaville del Financial Times dedicó hace unos días un artículo entero a El Risitas, al que llegó a bautizar como el «presagio del mercado bajista»: «Hay muchos indicadores de que ahora estamos en un mercado bajista. Ninguno es más poderoso que un español desdentado riéndose tontamente de tu cartera de mierda», reza el mencionado artículo.

Juan Joya Borja, al que España entera apodó El Risitasfalleció en abril del 2021 a los 65 años de edad. Lo hizo convertido en uno de los personajes más conocidos y queridos de la televisión de principios de los 2000. Fue Jesús Quintero el encargado de descubrirlo y a partir de ahí sus vídeos se convirtieron en todo un fenómeno. Es tal el éxito que ha tenido la contagiosa risa de este sevillano, que sus carcajadas fueron capaces de traspasar nuestras fronteras y todavía a día de hoy son utilizadas en países del Viejo Continente (y otros mucho más lejanos) para ridiculizar declaraciones de personajes vinculados a la política, al deporte o al papel cuché, o incluso para ilustrar de manera bastante gráfica previsiones económicas.

Otros índices

El del Risitas no es el único indicador económico que llama la atención por lo insólito que resulta. Muestra de ello es el índice Big Mac, que sirve para medir el nivel de vida de un determinado país y el poder adquisitivo de sus habitantes analizando el precio medio de uno de los menús de la cadena de comida rápida McDonald's. Y hay más. Porque el índice de la barra de labios es otra herramienta usada para vaticinar épocas de vacas flacas. En los noventa, el presidente de Estée Lauder se dio cuenta que a las puertas de una situación económica crítica, las mujeres reducen los gastos en ropa o bolsos y compran muchas más barras de labios. Un capricho mucho más económico.