Vox afirma que no apoyará «gratuitamente» al PP en la investidura de Castilla y León

Francisco Balado Fontenla
Fran Balado MADRID | LA VOZ

ACTUALIDAD

Eduardo Parra | EUROPA PRESS

Génova confía en no depender de los votos de los de Abascal

01 feb 2022 . Actualizado a las 17:05 h.

Vox se muestra convencido de establecer un precio para apoyar una hipotética investidura del candidato de PP a la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco. Según afirmó este martes su portavoz en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, su formación «nunca va a apoyar gratuitamente al PP».

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

A menos de dos semanas de que se abran las urnas la noche del 13 de febrero, los sondeos apuntan a que el candidato popular puede necesitar para su reelección de los apoyos de los procuradores que obtenga Vox en las Cortes autonómicas. De momento en el PP rechazan ponerse en este escenario, y están convencidos de que su líder logrará cosechar una mayoría suficiente para gobernar en solitario, que pasa por obtener más representantes que la suma de las fuerzas de izquierda, y obligar así a los de Abascal a comportarse como hicieron el pasado año con Ayuso. «Creo que podemos conseguir lo de Madrid», afirma una fuente próxima a la dirección del partido, en donde rechazan ponerse en la tesitura de que no les salgan las cuentas, y que por tanto Mañueco se viera obligado a negociar con Vox, incluyendo la posibilidad de que estos exijan entrar en el gobierno o, en su caso, forzar una repetición electoral. La vía de reeditar una coalición con Cs pareció quedar este lunes definitivamente descartada en el primer debate de campaña. En Génova son conscientes de que la hipotética entrada de Vox en el ejecutivo autonómico podría lastrar a Casado en la segunda mitad de la legislatura, y más a corto plazo, perjudicar a su barón andaluz, Juanma Moreno, pendiente de disolver su parlamento y llamar a urnas antes del verano.

Especialmente cuando el candidato de Vox a la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo, afirmó este martes a Europa Press estar dispuesto a poner fin a «17 reinos de Taifas», es decir, a acabar con la España de las autonomías, apostando por «un Estado unitario» en el que esté «reforzado el papel de las diputaciones, las provincias y las comarcas».

Audiencia del primer debate

El debate entre los líderes de PP, PSOE y Cs logró una cuota de audiencia del 18 % en RTVE de 157.000 espectadores. La de la 1, canal donde se emitió en Castilla y León, fue del 14,3 %, con 125.000 espectadores en simultáneo, mientras en el 24 Horas, para el resto del país, del 3,7 %.