El PP se desentiende del acuerdo con Vox y lo circunscribe a Castilla y León

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo Bareño MADRID / LA VOZ

ACTUALIDAD

El presidente en funciones de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, durante la rueda de prensa ofrecida este viernes.
El presidente en funciones de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, durante la rueda de prensa ofrecida este viernes. CLAUDIA ALBA

Feijoo dice, sin citar al partido de Abascal, que «a veces es mejor perder el Gobierno que ganarlo desde el populismo». Mañueco asegura que el pacto es asumible por los populares europeos

11 mar 2022 . Actualizado a las 18:53 h.

Alfonso Fernández Mañueco tendrá que asumir en solitario la responsabilidad de haber pactado con Vox en Castilla y León. En un PP descabezado e inmerso en un proceso de renovación del liderazgo, la mayoría de los dirigentes populares se desentendieron este viernes de ese acuerdo y lo circunscribieron exclusivamente al ámbito de esa comunidad, sin que ello pueda vincular a otras autonomías o a una alianza de cara a las elecciones generales.

El presidente de la Xunta y candidato a liderar el PP, Alberto Núñez Feijoo, se desvinculó del pacto de Mañueco y, sin mencionar a Vox, afirmó que «a veces es mejor perder el Gobierno que ganarlo desde el populismo». Negó que sea él quien ha cedido ante la extrema derecha, como sostiene la izquierda. «Es evidente que no he capitulado de nada, entre otras cosas porque todavía no soy presidente de mi partido. No llevo aún 24 horas de candidato», sentenció, añadiendo que el PP nunca será «un partido populista» y que él no cree «en los gobiernos que se pactan en los despachos».

En el PP ha sentado muy mal que el todavía presidente del partido, Pablo Casado, cuestionara ese acuerdo ante los compañero del Partido Popular Europeo (PPE), porque entienden que favorece los argumentos de los rivales. El presidente en funciones de Castilla y León. Alfonso Fernández Mañueco, dijo no entenderlo, porque la dirección del partido presidida por Casado le dio «manos libres» para negociar con cualquier formación solo «dos días después de las elecciones». Respecto a las críticas del presidente del PP Europeo, Donald Tusk, Mañueco se mostró también sorprendido y se puso a su disposición para explicarle que el acuerdo alcanzado «encaja perfectamente los principios del PPE».