Sánchez lidia con los ataques de la oposición y de su propio Gobierno

Francisco Balado Fontenla
Fran Balado MADRID | LA VOZ

ACTUALIDAD

Javier Lizón | EFE

UP rechaza subir el gasto en Defensa y el PP reclama bajar los impuestos

17 mar 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

La invasión de Rusia sobre Ucrania ha sumido a Pedro Sánchez entre dos fuegos políticos. El primero surge dentro de su propio Gobierno. Desde el estallido de la guerra recibe críticas por parte de los ministros de Unidas Podemos, en desacuerdo con las medidas adoptadas por el presidente, como el envío de «material defensivo» a Ucrania, el desplazamiento de tropas españolas a zonas calientes o, más recientemente, su determinación por incrementar las partidas destinadas a Defensa, que, según fuentes del Ejecutivo, podrían convertirse en una realidad incluso antes de que se aprueben las cuentas del 2023.

La secretaria general de Podemos y ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, volvió a mostrar ayer su desacuerdo: «No podemos compartir un aumento del gasto militar cuando España necesita más ingreso mínimo vital, más ayudas para pagar la factura de la luz, más médicos, más profesores, y no más tanques», reivindicó. La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, que trabaja en un proyecto para las próximas generales en el que presumiblemente se integrará Podemos, había cerrado filas en los últimos días con el jefe del Ejecutivo, pero Sánchez tampoco cuenta con su respaldo para esta última cuestión.

El presidente respondió a sus socios reclamándoles un ejercicio de «patriotismo europeo», e insistió en que «España estará donde tiene que estar y hará lo que tenga que hacer».