El gas seguirá estirando el precio de la electricidad

F. Fernández, C. Porteiro LA VOZ

ACTUALIDAD

El Gobierno renuncia a cambiar el funcionamiento interno del mercado mayorista y opta por que los ciclos combinados bajen sus ofertas a cambio de compensaciones

23 mar 2022 . Actualizado a las 14:19 h.

El Gobierno parece haber renunciado a cambiar el modo en el que se fijan los precios de la electricidad en el mercado mayorista diario, en el que se aplica un sistema marginalista, según el cual, la tecnología más cara en vender su producto es la que marca el coste final que cobrarán todas las demás. Funciona igual en todos los países de la Unión Europea. Y como producir con gas está por las nubes (porque la materia prima también lo está, ya desde antes de la guerra de Ucrania) y los ciclos combinados que usan el hidrocarburo son necesarios para cubrir la demanda nacional de energía (porque las renovables y la nuclear no son suficientes), el mercado está como está: tres veces más caro que hace un año. Todas las tecnologías se contagian del precio del gas y el Ministerio para la Transición Ecológica lleva meses peleando para que la Comisión Europea suspenda ese sistema para desvincular la luz del gas y que el mercado refleje los costes reales de producción del resto de centrales que ni tienen que comprar gas ni derechos de emisión de dióxido de carbono. Sería el método infalible para enfriar los precios mayoristas, que acaban teniendo su reflejo en los minoristas. 

Pero la firme oposición de países del norte como Alemania y de la propia Comisión, en realidad, a tocar el funcionamiento del mercado, parece haber dado al traste con la propuesta estrella de España, apoyada, eso sí, por Estados con tanto peso en Bruselas como Francia, entre otros. Porque suspender el sistema marginalista no figura en la comunicación de la Comisión Europea que se debatirá en el cónclave de presidentes de Gobierno de los Estados miembro que se celebrará este jueves y viernes en Francia. 

Además de no figurar, la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ni citó ya esa posibilidad en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en la que, a preguntas de los periodistas, se vio medio obligada a avanzar qué medidas tiene previsto aprobar el día 29 para contener los precios energéticos. El Gobierno condiciona ese paquete a lo que decida el Consejo Europeo. Aunque Ribera, a finales de la semana pasada, se mostró desafiante al afirmar: «Si Europa no está a la altura, nos obligará a tomar decisiones a nivel nacional para proteger a nuestra industria y a nuestros ciudadanos. La sociedad española no puede esperar más». Sin embargo, este martes, ese discurso también brilló por su ausencia y la ministra admitió que «en función de las herramientas que nos dé el Consejo, ultimaremos ese paquete de medidas» porque, añadió, «es mejor una propuesta de conjunto que medidas aisladas» de los Estados.