La gran distribución advierte que el paro es «un problema de Estado»

M.C. REDACCIÓN

ACTUALIDAD

Óscar Cela

La Asociación Nacional Grandes de Empresas de Distribución (Anged) dice que resulta «inaplazable poner fin a esta situación que está poniendo en claro riesgo el abastecimiento y la continuidad de miles de negocios»

23 mar 2022 . Actualizado a las 10:07 h.

Durante los últimos días el Ministro de Agricultura, Luis Planas, se ha esforzado en tratar de mantener la calma entre los consumidores diciendo que no habría riesgos de desabastecimiento. Aunque reconoció que se estaban produciendo incidencias, esta misma mañana, durante una entrevista radiofónica, dijo que los mercados centrales de abastecimiento españoles (conocidos como mercas) estaban funcionando con normalidad. Pero con todo deslizó que «cuando la cadena de suministro, que ha funcionando magníficamente durante la pandemia, tiene un problema, hay que solucionarlo».

Y la realidad es que la cadena de suministro alimentario tiene un grave problema. Lo ha dicho la Asociación Nacional Grandes de Empresas de Distribución (Anged) que, en un comunicado respaldado también por otros colectivos que representan a la cadena agroalimentaria como AECOC, ACES, ASEDAS, Cooperativas Agro-Alimentarias y FIAB, advierte de que el «paro del transporte es ya un problema de Estado que requiere una solución de urgencia».

Anged, que agrupa entre otros a grandes cadenas como Eroski, Alcampo, Carrefour o El Corte Inglés, dice que «resulta inaplazable poner fin a esta situación que está poniendo en claro riesgo el abastecimiento de productos, así como la continuidad de miles de negocios y empleos». Por eso, urge al Gobierno a no perder ni un minuto en concretar un plan de ayudas al transporte. Además, piden a los convocantes del paro que dejen de «coaccionar al resto de sectores, impidiendo el desarrollo de su actividad». Lo que quieren es que se garantice la «seguridad y el derecho a trabajar de los transportistas que no quieren sumarse al paro, y que quienes lo secundan no coaccionen al resto de los sectores de la cadena ni impidan la libre circulación de mercancías».