Las perlas del papa Francisco: del no debemos tener hijos «como conejos» a «María, 'influencer' de Dios» y «la lengua de las suegras»

María Viñas Sanmartín
María Viñas REDACCIÓN / LA VOZ

ACTUALIDAD

GIUSEPPE LAMI | efe

A veces por el tema, a veces por su planteamiento y a veces por las palabras elegidas, cada vez que el pontífice abre la boca sube el pan

29 abr 2022 . Actualizado a las 09:29 h.

«A vosotras, suegras, os digo: tened cuidado con vuestras lenguas. Es uno de los pecados de las suegras, la lengua». La intención —probablemente— era conciliadora, pero con su homilía del miércoles el papa Francisco dejó descolocado al personal, tanto al ateo como al fiel. No era la primera vez. Esta peculiar exhortación a las madres de los cónyuges, a las que además catalogó de «especiales» y «personajes míticos» —curiosamente justo antes había pedido superar los prejuicios comunes— corona un abultado historial de perlas que Bergoglio arrastra desde hace tiempo.

No tener hijos «como conejos». En el 2015, durante un vuelo de Manila a Roma, el papa apeló a una paternidad responsable sosteniendo que, aunque la condición del matrimonio es «la apertura a la vida», el cristiano no tiene por qué «reproducirse en serie». «Algunos creen que para ser buenos católicos debemos ser como conejos», dijo.

El perdón a México. El pasado octubre, Francisco envió una carta al pueblo mexicano con motivo del bicentenario de su independencia de España, en la que consideraba necesario hacer una relectura del pasado y reconocer los errores cometidos, «muy dolorosos». «Por eso, en diversas ocasiones, tantos mis antecesores como yo hemos pedido perdón por los pecados personales y sociales, por todas las acciones u omisiones que no contribuyeron a la evangelización», admitió.