Podemos y ERC exigen la salida de Robles del Gobierno «por dignidad»

Francisco Balado Fontenla
Fran Balado MADRID | LA VOZ

ACTUALIDAD

Pablo Echenique le dice a la ministra que «sabe lo que tiene que hacer»

09 may 2022 . Actualizado a las 13:38 h.

Los socios del PSOE exigen a Pedro Sánchez la cabeza de Margarita Robles. De forma clara y directa, ERC, uno de sus principales aliados parlamentarios: «Debería dimitir». Con el mismo objetivo, aunque de forma menos cristalina, sus compañeros de coalición, Unidas Podemos: «Sabe lo que tiene que hacer, por dignidad», dijo Pablo Echenique, portavoz de una formación que percibe en la salida de la ministra de Defensa la mejor senda para que el Ejecutivo recupere la confianza de sus socios parlamentarios y, de paso, desembarazarse de uno de sus principales contrapesos dentro del Consejo de Ministros. Los encontronazos entre Robles con distintos representantes de Podemos en el Ejecutivo han sido constantes y sonados.

Esta animadversión generada por Robles dentro del independentismo quedó este miércoles en evidencia en la comparecencia de la ministra de Defensa en la comisión del ramo. Montserrat Bassa, portavoz de Esquerra, afirmó que «en una democracia plena, debería dimitir o ser cesada por legitimar el espionaje. Y no solo debería dimitir usted, sino que debería haber una cascada de ceses y dimisiones», dijo, para dar continuidad a los ataques iniciados la pasada semana por la cúpula de su formación, con Oriol Junqueras mostrándole la puerta de salida, y alimentados por su portavoz parlamentario, Gabriel Rufián, que este miércoles puso en duda la continuidad de la legislatura si Sánchez no tomaba medidas para que se depurasen responsabilidades sobre los supuestos casos de espionaje a distintos dirigentes políticos.

EH Bildu, la formación que resultó decisiva la pasada semana para que el Gobierno pudiera convalidar en la Cámara Baja su decreto anticrisis, mantiene un tono más sosegado, pero también exige explicaciones sobre Pegasus: «Esto es un escándalo político de un tamaño descomunal», afirmó Jon Iñarritu. El apoyo de los aberzales en la votación coincidió con la modificación del reglamento forzado por la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, para constituir la comisión de secretos oficiales, un asunto que la oposición relaciona como parte del precio pagado por el Ejecutivo para sacar adelante la votación, y que permitirá por primera vez que un representante de Bildu tenga acceso a la sala en la que se tratan los asuntos de seguridad nacional.