Pere Aragonès: «La confianza en el Gobierno de Pedro Sánchez está rota»

Cristian Reino BARCELONA / COLPISA

ACTUALIDAD

Ambos presidentes aceptan reunirse para intentar reconducir la crisis del espionaje

06 may 2022 . Actualizado a las 21:55 h.

El presidente del Gobierno y el de la Generalitat rompieron ayer el hielo con una breve conversación en Barcelona. Lo hicieron casi tres semanas después de que estallara el caso de espionaje que afecta a una sesentena de independentistas y al día siguiente de que la propia directora del CNI reconociera en la comisión de secretos oficiales que la inteligencia española intervino, con autorización judicial, el móvil del propio Pere Aragonès.

Sánchez y Aragonès apenas hablaron cuatro minutos, mientras esperaban a la puerta de un hotel de Barcelona a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, galardonada por el Círculo de Economía. Fue el tiempo justo para que el jefe del Ejecutivo catalán trasladara al presidente español que la «situación es muy grave» y que hace falta «verse cara a cara».

Al final del acto, la Moncloa hizo público un comunicado en el que confirmaba que ambos dirigentes se «emplazaron a concertar una reunión» —aún sin fecha— para «resolver la situación». Sánchez accede así a una de las exigencias reiteradas del presidente de la Generalitat.