El hijo del dictador Marcos promete estrechar lazos con China tras arrasar en Filipinas

Federico Segarra MANILA / EFE

ACTUALIDAD

Protesta en Manila de detractores de Ferdinand Marcos hijo
Protesta en Manila de detractores de Ferdinand Marcos hijo FRANCIS R. MALASIG | EFE

La vuelta al poder de la dinastía causa incertidumbre en el país

11 may 2022 . Actualizado a las 08:51 h.

La aplastante victoria en las elecciones presidenciales de Filipinas de Bonbong Marcos, hijo del fallecido dictador Ferdinand Marcos, supone la vuelta al poder de una corrupta dinastía, mientras siguen las incógnitas y el desconcierto en torno a las verdaderas políticas del futuro presidente. Es difícil saber qué dirección tomará en materia económica y en política exterior, aunque se cree que mantendrá en principio el acercamiento a China establecido por su predecesor, Rodrigo Duterte, en un momento clave en el pulso de poder entre Pekín y Washington por su influencia en el Indo-Pacífico.

Ferdinand Marcos hijo, conocido como Bongbong, habría cosechado una indiscutible victoria en las elecciones del lunes, con casi 31 millones de votos —más del 50 % de los apoyos—, según el recuento provisional difundido por la Comisión Electoral (Comelec), que podría tardar semanas en auditar y publicar los resultados oficiales.

A la espera de estos datos, Marcos júnior agradeció a los «miles de trabajadores, voluntarios y líderes políticos» por haber creído en su «mensaje de unidad» en un vídeo en Facebook. Bongbong Marcos habría obtenido más del doble de apoyos que la candidata Leni Robredo, que con más de 14 millones ha aglutinado la oposición al hijo del dictador en una candidatura que movilizó al electorado progresista con multitudinarias y coloridas marchas.