La oposición acusa a Sánchez de entregar «a los independentistas la cabeza de una funcionaria ejemplar»

Francisco Balado Fontenla
Fran Balado MADRID / LA VOZ

ACTUALIDAD

El presidente del Gobierno se defiende con la Kitchen y «reconoce el trabajo» de Paz Esteban, a la que ayer destituyó como directora del CNI. Robles cree que Rufián rehusó ver los documentos del CNI por si le afectaban

12 may 2022 . Actualizado a las 13:04 h.

La destitución de Paz Esteban al frente del CNI resuelta este martes por el Gobierno motivó las críticas de la oposición en la sesión de control de este miércoles. «Ha quedado claro que aquí gobiernan los independentistas. Sus socios pedían un chivo expiatorio», advirtió la portavoz del PP en la Cámara Baja, Cuca Gamarra. «¿Se ha preguntado alguna vez por qué los independentistas lo quieren a usted de presidente? ¡Porque son más fuertes! No le eligen por su valía, le quieren por su debilidad», dijo la secretaria general del PP. «El éxito del proyecto de ERC y Bildu pasa por un presidente que esté dispuesto a socavar desde dentro las instituciones».

Ciudadanos continuó con la ofensiva popular. «¿Hasta dónde está dispuesto a llegar para mantener sus alianzas parlamentarias? Ha servido a los independentistas en bandeja de plata la cabeza de una funcionaria ejemplar, y viene aquí como si no pasara nada. Lo ha hecho por mantenerse en la Moncloa», denunció su portavoz, Edmundo Bal. Este abogado del Estado se incorporó a las filas naranjas tras ser cesado por el Ejecutivo socialista tras haberse negado a retirar la acusación de rebelión en el juicio del procés. Por eso le recordó a Sánchez que «sabe perfectamente cómo se comporta este Gobierno con los servidores públicos. También le pidieron a usted mi cabeza», dijo, antes de solicitar su «dimisión».

«Fallo en la seguridad»

El jefe del Ejecutivo motivó la destitución de Paz Esteban por «un fallo en la seguridad de las comunicaciones del Gobierno» y empleó la intervención desde su escaño «para reconocer su trabajo», lo que motivó un gran barullo en las bancadas de la derecha. A continuación pasó al ataque recurriendo a la Kitchen. «Con este Gobierno ni los fondos públicos ni los servicios de inteligencia van a servir para tapar hechos delictivos ni para perseguir adversarios políticos fuera de la ley», dijo sobre la supuesta estructura desde el Ministerio del Interior para realizar un seguimiento a su extesorero Luis Bárcenas.