El Congreso ultima para las generales el fin del voto rogado para la emigración

Carlos Punzón
carlos punzón VIGO / LA VOZ

ACTUALIDAD

Recuento del voto emigrante en las elecciones generales del 2016
Recuento del voto emigrante en las elecciones generales del 2016 MARCOS MÍGUEZ

Habrá papeletas descargables, plazos más amplios y se podrá delegar el voto

26 may 2022 . Actualizado a las 20:48 h.

El voto rogado, el sistema que obliga a los españoles residentes en el exterior a tener que solicitar poder participar en cada elección y cruzar hasta tres envíos postales para que su papeleta cuente, está, ahora sí, próximo a su desaparición. El Congreso de los Diputados conocerá la próxima semana la ponencia que se someterá al análisis de los grupos parlamentarios para reformar la ley electoral en los artículos que desde hace once años regulan el voto exterior.

La introducción desde entonces del voto rogado fue duramente cuestionada incluso por la Junta Electoral Central y el mismo Consejo de Estado, dado que dicho ruego y los cortos plazos para votar desde el extranjero se han convertido en un obstáculo insalvable para miles de emigrados, que en su inmensa mayoría acabaron por desistir de seguir participando en los comicios.

A falta de que se oficialice la puesta en común de las propuestas de todos los partidos, se analicen y voten las 119 enmiendas ya presentadas y siga el trámite en el Senado, PSOE, Unidas Podemos y el PP coinciden al fin en los puntos básicos para regular el voto exterior, garantizar su limpieza y posibilitar una participación mayor que la que se registra desde hace once años. Solo un adelanto electoral se apunta desde el Congreso como imprevisible freno al desarrollo de la reforma, que decaería por completo en ese caso, obligando a volver a tramitarla desde su inicio en la siguiente legislatura. La previsión, en cambio, es que el nuevo modelo electoral esté vigente para las elecciones generales que habría que celebrar en el 2024.