Ayuso busca una «renovación total» en el PP de Madrid y se lanza a por el cinturón rojo

Francisco Balado Fontenla
Fran Balado MADRID | LA VOZ

ACTUALIDAD

Alberto Ortega | EUROPAPRESS

Este fin de semana se celebra el congreso mediante el que asumirá el control del partido en la región

20 may 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Arranca el congreso en el que Isabel Díaz Ayuso será proclamada presidenta del PP de Madrid, poniendo punto y final a una bicefalia por la que llevaba apostando el partido en esta región desde los tiempos de Esperanza Aguirre bajo la excusa de que el presidente autonómico no acumulara también poder orgánico.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

La mala relación entre Ayuso y Casado tiene su origen en las autonómicas del 4M. Fuentes en la formación apuntan a un problema de «celos» por parte del anterior presidente, que consideraba que la persona que había aupado empezaba a navegar en solitario. «Nuestra obsesión fue conseguir que Pablo consiguiera el cariño en la calle», dicen desde el anterior equipo directivo.

El asunto se empezó a enquistar sobre todo entre segundos niveles, y se acabó exteriorizando con las aspiraciones de Ayuso por liderar el PP madrileño. Casado tenía otros planes. En primer lugar, apoyar una alternativa con Ana Camíns, pero ante la debilidad de apoyos de la senadora que auguraban una derrota, empezó a impulsar al alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida. Sin embargo, el éxito seguía sin estar garantizado, por lo que desde la dirección optaron por congelar el congreso confiando en que «la burbuja» de Ayuso acabase por estallar. De ahí la denuncia de Casado vinculándola con un caso de corrupción, que a la postre motivaría su marcha al frente de la dirección del partido.