¿Podría convertirse la viruela del mono en una nueva pandemia?

Raúl Romar García
r. romar LA VOZ

ACTUALIDAD

Pruebas para la detección del virus en un laboratorio de Alemania
Pruebas para la detección del virus en un laboratorio de Alemania CHRISTINE UYANIK | REUTERS

A pesar de la extensión de las infecciones en once países los expertos consideran que son brotes aislados de fácil control, lo que unido a que la transmisión solo es efectiva mediante contactos estrechos será prácticamente imposible que la enfermedad derive en una epidemia

22 may 2022 . Actualizado a las 19:11 h.

Reino Unido, Portugal, España, Estados Unidos, Canadá, Australia, Francia, Alemania... Y así hasta once. Son los países en los que se han notificado contagios por el virus del simio desde que a principios de mayo se identificara al primer paciente en Inglaterra.

La enfermedad, endémica en África central, se ha extendido rápidamente por todo el mundo, pero en brotes localizados y controlados que han convertido a España en el país más afectado por la infección, con 30 casos confirmados en Madrid, 15 sospechosos, dos más posibles en Canarias y otros posibles en Extremadura, País Vasco, Andalucía, Castilla-La Mancha y Cataluña. Una lista a la que hay que sumar a Galicia, ya que el Sergas ha identificado al primer paciente con un cuadro compatible con la enfermedad, a la espera de que el Centro Nacional de Microbiología confirme el positivo.

El enfermo, en todo caso, no ha requerido hospitalización y permanece en su domicilio, al igual que la mayoría de los pacientes detectados en España, que presentan un cuadro clínico leve.