El Banco de España pone en duda la eficacia de la rebaja de 20 céntimos en los carburantes

La Voz EFE

ACTUALIDAD

Sebastiao Moreira | EFE

Considera que es regresiva y beneficia a las clases altas y defiende la puesta en marcha de medidas que sean para los que realmente las necesitan

21 may 2022 . Actualizado a las 18:03 h.

El Banco de España pone en duda la eficacia de algunas de las medidas que el Gobierno ha puesto en marcha estos últimos meses con motivo de la crisis energética que atraviesa el país. La entidad que pilota Pablo Hernández de Cos cree que los esfuerzos deberían ir dirigidos «a los agentes que verdaderamente lo necesitan».

Así de crítico se muestra en su informe anual del 2021, publicado estos días. En el documento, el Banco de España asegura que este tipo de medidas deben ser temporales, debido a la necesidad que hay de «sanear» las cuentas públicas y por la «naturaleza, en principio transitoria, de la subida de los precios energéticos».

Defiende que, aunque el aumento del ingreso mínimo vital sirve para compensar a los hogares más vulnerables por su pérdida de poder adquisitivo por el encarecimiento de la energía, «habría sido preferible el uso de transferencias condicionadas al nivel de renta»; una función que reconoce que cubre «hasta cierto punto» el bono social eléctrico.