El frenazo de la producción en China y la guerra abaratan los fletes

Cristina Porteiro
c. porteiro REDACCIÓN / LA VOZ

ACTUALIDAD

STRINGER | REUTERS

La invasión ha espoleado el precio de productos como la celulosa, cuya cotización sigue subiendo y ya se teme que escasee el papel higiénico

22 may 2022 . Actualizado a las 11:12 h.

Los precios de los fletes marítimos, indispensables para mover entre el 80 y el 90 % de la mercancía mundial, se han estabilizado en estos tres últimos meses. En rutas como la que conecta China con el Mediterráneo o el Norte de Europa, incluso han bajado un 9,6 y un 25,7 % respectivamente desde el inicio de la guerra en Ucrania. Un alivio después de dos años de subidas que han propulsado los precios a umbrales entre seis y siete veces más altos que los que había antes de la pandemia.

¿A qué se debe? Hay tres causas: estamos en temporada baja, muchas fábricas chinas han permanecido cerradas para contener el covid, posponiendo la salida de mercancías, que se acumulan en almacenes, y la invasión de Ucrania ha reducido los flujos comerciales. No obstante, este período de calma chicha podría tener los días contados. Desde el sector ya recomiendan ir cerrando acuerdos. Los precios volverán a subir en verano. Y no solo en el mar.

Problemas en tierra

Los problemas logísticos no están tanto en los puertos chinos —que sí podrían volver a colapsarse a partir del 1 de junio, cuando el Gobierno chino tiene previsto ir reabriendo la economía—, como en los puertos nodales europeos, donde falta mano de obra para descongestionar las terminales y mover las mercancías. Para empezar, no hay camioneros suficientes. Antes de la guerra en Ucrania, había entre 380.000 y 425.000 vacantes sin cubrir, según la Organización Mundial del Transporte por Carretera (IRU). Con el estallido del conflicto, hasta 30.000 camioneros ucranianos que trabajaban para empresas polacas se fueron al frente. En España, la cifra oscila entre los 18.000 y los 20.000.