El Gran Reemplazo, la teoría de la conspiración que inspira a asesinos

ACTUALIDAD · Exclusivo suscriptores

Vigilia de oración tras la última masacre en Búfalo (Nueva York).
Vigilia de oración tras la última masacre en Búfalo (Nueva York). BRANDON WATSON | EFE

El autor de la matanza de Búfalo es un supremacista blanco adepto a esta conspiranoia. Alejandro M. Gallo explica en qué consisten estas teorías

23 may 2022 . Actualizado a las 15:21 h.

El pasado 14 de mayo, el joven de 18 años Payton Gendron se puso vestimenta militar, cogió un rifle de asalto, subió a su coche y condujo durante más de tres horas hasta el Tops Friendly Market, un supermercado de un barrio de clase baja, de población predominantemente negra de Búfalo, en el estado de Nueva York. Cuando llegó mató a sangre fría a diez personas mientras lo difundía por Twitch. Lo tenía todo planeado y estuvo días vigilando la zona.

¿Qué le llevó a actuar así? Payton es un seguidor de la teoría conspiranoica del Gran Reemplazo. Antes de perpetrar la masacre dejó escrito un manifiesto de 180 páginas en el que decía: «Soy fascista. El fascismo es la única ideología que unirá a los blancos frente a los reemplazadores. Y sí, me considero un supremacista blanco». Alejandro M. Gallo, filósofo, historiador y comisario en jefe de policía, ha escrito el libro clave para entender estas teorías, Crítica de la razón paranoide: de la locura al genocidio (Reino de Cordelia). El autor explica a La Voz cómo se crean y su importancia en la política internacional. «Aunque sean extravagantes y alocadas, pueden tener consecuencias terribles, ninguna es inocua», afirma. 

Los precedentes

De Breivik a Tarrant. Así se pueden relacionar con la teoría del Gran Reemplazo otros atentados devastadores cometidos por supremacistas blancos, como el de la isla noruega de Utoya, en el 2011, obra de Anders Breivik, que causó 77 muertos; el ataque a dos mezquitas de Christchurch (Nueva Zelanda) en el 2019, protagonizado en el 2019 por Brenton Tarrant, que asesinó a 51 personas; o el que causó Patrick Wood Crusius en un Walmart de Palo Alto (Texas), ese mismo año, con el resultado de 22 muertos. De hecho, Gendron es un declarado admirador de Tarrant y Breivik. Los tres defienden esta teoría y así lo hicieron constar en manifiestos explícitos.