Sánchez rechaza la petición de sus socios para suprimir la inviolabilidad del rey

Francisco Balado Fontenla
Fran Balado MADRID | LA VOZ

ACTUALIDAD

Jesús Hellín | EUROPAPRESS

ERC acusa al PSOE de ser «republicano en campaña y monárquico en Moncloa»

25 may 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

El viaje de Juan Carlos I a España sigue coleando. La vuelta del rey emérito a Abu Dabi tras su estancia en Sanxenxo y su paso por Zarzuela no ha servido para dar carpetazo a un tema que vuelve a evidenciar la soledad del PSOE en el Congreso, que quedó una vez más patente en la sala de prensa, por donde cada martes acostumbran a desfilar los portavoces de cada grupo.

Por un lado, tanto sus socios de coalición como sus aliados parlamentarios exigen a los socialistas que apuesten por acabar con la «inviolabilidad» del rey que recoge la Constitución. Por el otro, las fuerzas de la oposición le acusan de contribuir a la erosión de la Corona. Mientras tanto, en el Gobierno continúan demandando al anterior jefe del Estado explicaciones sobre sus «conductas poco ejemplares», insistió ayer la portavoz del Ejecutivo, Isabel Rodríguez, «una dación de cuentas» sobre la que la Moncloa no alberga grandes esperanzas en que acabe llegando.

Sin embargo, tanto sus socios de coalición como en el Congreso advierten de que esos comportamientos podrían volver a repetirse en cualquier momento en caso de que no se modifique la Constitución para poner fin a la inviolabilidad del jefe del Estado. El portavoz de Podemos, Pablo Echenique, lamentó que esta situación de «impunidad» continúa vigente con el actual titular de la Corona. Íñigo Errejón anunció ayer que volvería a presentar una proposición de de ley para acotar la inviolabilidad a ciertos ámbitos. El líder de Más País se agarró a unas palabras pronunciadas por Sánchez el pasado octubre en las que se abría a impulsar esta revisión del título II de la Carta Magna, al entender que esa «condición» del rey era «producto de otra época». Sin embargo, en el PSOE volvieron a dejar claro ayer que no quieren abrir un melón para el que, además, necesitarían el apoyo del PP, ya que la modificación de este apartado de la Carta Magna requeriría de los dos tercios de la Cámara, de la disolución de las Cortes, de la correspondiente convocatoria electoral y de la celebración de un referendo aprobando el cambio. «No contemplamos abrir ese espacio», reiteró ayer su portavoz en la Carrera de San Jerónimo, Héctor Gómez.