La Moncloa ve una «irresponsabilidad» las acusaciones de Podemos sobre la OTAN

Francisco Balado Fontenla
Fran Balado MADRID / LA VOZ

ACTUALIDAD

Eduardo Parra | EUROPAPRESS

Belarra confirma que no irá a la cumbre y pide emplear el dinero en otros temas

02 jun 2022 . Actualizado a las 09:12 h.

Los sectores de Unidas Podemos (UP) representados por Yolanda Díaz y Alberto Garzón intentan dar carpetazo a la polémica abierta en el Gobierno por la celebración de la cumbre de la OTAN en Madrid a finales de mes, pero el intercambio de mensajes entre cargos socialistas y los altavoces de Podemos, matriz de UP, continúa.

La portavoz del Ejecutivo, Isabel Rodríguez, volvió a salir ayer al paso de las acusaciones vertidas desde la formación morada en las que se acusa a la Administración de haber concedido «a dedo» los contratos para la celebración de la cumbre, que cifraron en 37 millones de euros, y que desde la Moncloa rebajan a 31. La exalcaldesa socialista de Puertollano calificó como «una irresponsabilidad» estos comentarios procedentes de sus socios de Gobierno. «Lamento esas cuestiones porque las entiendo solo desde el conocimiento de las formaciones políticas o la irresponsabilidad, el Gobierno trabaja siempre conforme a la ley», reafirmó en una visita a la localidad madrileña de Pinto.

Mientras tanto, en Podemos siguen criticando la celebración de la cumbre de la Alianza Atlántica en la capital española. La ministra de Derechos Sociales y secretaria general del partido, Ione Belarra, denunció el gasto que conlleva acoger la cumbre y volvió a confirmar que no participará, reiterando su negativa a que España se convierta en anfitriona de este tipo de eventos militares, cuando ella apostaría por destinar ese dinero a otras cuestiones, como mejorar el ingreso mínimo vital o crear un bono mensual de transporte público de diez euros.