El Supremo avala prohibir a dueños de garajes sin viviendas utilizar piscinas y barbacoas

La Voz REDACCIÓN / LA VOZ

ACTUALIDAD

José Pardo

Los afectados estarán exentos de los gastos que generen las zonas comunitarias

06 jun 2022 . Actualizado a las 19:09 h.

Quedan dos semanas para que llegue el verano y, con él, las disputas por el uso y disfrute de las zonas comunes. Piscinas, barbacoas, pistas deportivas o gimnasios comunitarios, frecuentemente desiertos en la temporada de invierno, se llenan de conocidos y también de caras extrañas en vacaciones. 

Es lo que le pasó a la comunidad de propietarios del edificio La Flor del Golf 1, en Santa Ponsa (Mallorca). De la noche a la mañana, un grupo 15 adolescentes se apropió de la piscina de la comunidad, generando un gran malestar en el vecindario, que se quejó del uso «abusivo» e «indiscriminado» que hacían de las instalaciones. 

Tras algunas averiguaciones, los vecinos descubrieron que dichos jóvenes habían sido invitados por el propietario de un garaje situado en la urbanización. Con esta información en la mano, la comunidad acordó, con el voto en contra del sujeto en cuestión, que se les prohibiera el acceso a la piscina y la barbacoa bajo el pretexto de que el infractor no era residente y, al carecer de vivienda, no tenía derecho a utilizar las instalaciones deportivas.