La ola de calor duplica las solicitudes de voto por correo respecto al 2018

Francisco Balado Fontenla
Fran Balado LA VOZ EN ANDALUCÍA

ACTUALIDAD

Álex Zea | EUROPAPRESS

«Días de playa hay muchos, pero para avanzar solo uno», advierte el PP

15 jun 2022 . Actualizado a las 10:33 h.

El debate en Andalucía no gira en torno a la lluvia. Aquí la gran controversia es sobre la localidad a la que se puede considerar la sartén de España, aquella en la que el termómetro alcanza las mayores temperaturas. Y año tras año se repiten tres nombres en lo más alto del podio: Córdoba, Écija (Sevilla) y Andújar (Jaén). Ayer registraron un triple empate con una máxima de 43 grados. Pero le siguen de cerca muchas otras, como Sevilla capital, en donde el mercurio llegó a los 41 grados. Y la previsión meteorológica es que no baje de forma considerable hasta la próxima semana, cuando por fin se marche la ola de calor que azota al sur del país en las últimas fechas.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

Aquí está la gran explicación de que las solicitudes del voto por correo para participar en las elecciones autonómicas de este domingo se hayan disparado. Hay un gran número de ciudadanos que no están dispuestos a renunciar a una fin de semana en la sierra o en la playa. Correos admitió hasta la fecha 176.598 peticiones de electores que tienen la intención de participar con su voto en la composición del próximo parlamento autonómico. Son casi el doble, un 98% más, que en las celebradas en diciembre del 2018.

De entre las solicitudes para votar por correo, 111.455 fueron registradas de forma presencial en alguna de las 418 oficinas de las que consta la red autonómica. Las restantes 65.143 llegaron de forma telemática a través de la web. Todos ellos dispondrán hasta el próximo viernes a las 14.00 para registrar su voto de forma oficial.

Cuando Juanma Moreno acabó de deshojar la margarita sobre la fecha electoral, en su equipo le advirtieron que en la segunda mitad de junio podría hacer mucho calor, desmotivando así la participación. Pero nunca pensaron que las temperaturas en esta época del año pudieran alcanzar cuotas tan extremas. Y eso que en Andalucía la ley prohíbe fijar los comicios en julio y agosto, precisamente por el riesgo a las elevadas temperaturas.

El termómetro se ha convertido en una de las principales amenazas a las que se enfrenta el gran favorito a la reelección al frente de la Junta, un Juanma Moreno al que todas las encuestas dan como claro ganador, por lo que muchos electores podrían caer en un exceso de confianza al pensar que su voto no es decisivo. Y estos dos factores juntos son los que trata de desactivar el equipo de campaña de los populares. En las últimas fechas han contratado la colocación de grandes cartelones en puntos estratégicos del territorio con el siguiente mensaje acompañando al rostro de su candidato: «Recuerda que días de playa hay muchos, pero solo uno para que Andalucía siga avanzando», rezan.

Un vídeo para votar a «Juanma»

Y el otro factor que se les está volviendo en contra a los favoritos es la campaña tan personalista por la que apostaron, hasta el punto de que en las últimas horas el propio Juanma Moreno centró buena parte de sus esfuerzos en vincular su nombre con el de la papeleta del PP, advirtiendo que el nombre de Juan Manuel solo aparecerá en lo más alto de la lista en los colegios electorales de Málaga, la circunscripción por la que se presenta. Los populares andaluces han detectado un problema, todavía no saben de qué calibre, aunque no deben considerarlo algo anecdótico, cuando desde el equipo de campaña difundieron ayer un vídeo explicativo sobre la papeleta que deben escoger en cada provincia aquellos que quieran votar a «Juanma».

Mientras tanto, en el PSOE están convencidos de que este crecimiento de las solicitudes del voto por correo les beneficiará a ellos, según comentan fuentes en la dirección federal.

Yolanda Díaz reúne a 2.500 personas en Dos Hermanas

Joaquin Corchero | EUROPAPRESS

Por Andalucía, la marca amadrinada por Yolanda Díaz en la que convergen Izquierda Unida, Más País, Equo, Iniciativa del Pueblo Andaluz, y, extraoficialmente, Alianza Verde y Podemos, congregó en la localidad sevillana de Dos Hermanas con el termómetro rozando los 40 grados a 2.500 personas.

La campaña no empezó bien para ellos, quedando al descubierto las tiranteces entre Podemos y el resto de fuerzas, y que provocó que los morados se inscribieran fuera de plazo en la coalición. Tampoco les sonríe la demoscopia: en las encuestas están por debajo de diez diputados, cuando en las últimas elecciones casi el mismo movimiento, aunque bajo otra marca, obtuvo 17 representantes. Sin embargo, la izquierda moviliza. La izquierda mueve proporcionalmente a mucha más gente a sus actos que la derecha. Sobre todo en Andalucía, gracias a un sólida red de apoyos que conserva Izquierda Unida. Y a eso se agarran sus dirigentes para que Inma Nieto, su cabeza de lista, protagonice la campanada el próximo domingo, aunque no tan grande como la que pronosticó ayer Alberto Garzón: «Inma, vas a ser una presidenta de la Junta de Andalucía excepcional», dijo, sacando los colores a la candidata. Lo repitió Neiva Sánchez, la orgullosa «sobrina de Pepe, el comunista», que se incluyó a última hora y que habló en representación de los jóvenes. También participó Ione Belarra, la secretaria general de Podemos, y Juan Antonio Delgado, el diputado que los morados intentaron colocar como candidato.

Pavos reales y bomberos

Entre los discursos se colaron los glugluteos de los pavos reales, que campaban por el parque (uno llegó a subirse al escenario), y también una representación de bomberos forestales, quienes, en una campaña marcada por el incendio de Málaga, casi compitieron en el aplausómetro con Díaz.

La vicepresidenta segunda cogió el micrófono entre gritos de «¡presidenta!» y saludó con un «boas noites» para hacer un llamamiento a «las trabajadoras» para «que vayan a votar para decirles a los que mandan que podemos cambiar las cosas». La gallega, que bromeó con que estaba a punto de «morir» por el calor, exigió a Juanma Moreno, el candidato del PP, que aclare si está dispuesto a pactar con Vox una vez que se celebren las elecciones.