La búsqueda de los indecisos con el voto útil marca el cierre de campaña

ACTUALIDAD

Eduardo Briones | EUROPAPRESS

El PP confía en que el apoyo de Cs sea suficiente para prescindir de Vox

18 jun 2022 . Actualizado a las 09:18 h.

Fin de la campaña andaluza. Fue una caravana marcada por el calor y las constantes apelaciones al voto útil, que se intensificaron anoche en su cierre. Según coinciden las encuestas, la clasificación parece clara: el PP disparado, a gran distancia de un PSOE en horas bajas, pero no lo suficiente como para poner en riesgo su plata. Vox completa el podio. Por Andalucía, coalición amadrinada por Yolanda Díaz, aventajará a Adelante Andalucía, el proyecto regionalista de Teresa Rodríguez. Y, finalmente, Cs, que logrará representación.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

Las apelaciones del PP al voto útil están orientadas a su izquierda, en busca de seducir a más socialistas desencantados que aprecien en su papeleta la mejor manera de bloquear a Vox. En Génova se ven «muy cerca» de la absoluta, pero ni una sola de las encuestas que manejan a nivel interno les concede los 55 escaños. No obstante, se agarran al esprint final e insisten en la lotería de los restos, especialmente en una comunidad con ocho circunscripciones. Si cayeran mayoritariamente a su favor, no descartan la campanada. El segundo escenario más idóneo para los populares, y que, aunque también complicado, consideran más factible, es el de alcanzar esos 55 escaños con la ayuda de Cs. Y el tercero, el objetivo que se marcaron de salida: sumar más que toda la izquierda, parece más que garantizado. Lograrían así una posición que, entienden, permitiría a Moreno presentarse a una investidura para testar al resto de las fuerzas. Vox insiste en que no se abstendrá y exigirá entrar en el Gobierno.

Las fugas en el PSOE

Y si en el PP miran hacia arriba, en el PSOE lo hacen en el sentido contrario. La tendencia no ha sido positiva en una campaña que ya arrancaron con mal pie. En Ferraz aprecian una importante desmovilización de su electorado, y lo que es peor, una sustancial fuga hacia el proyecto de Juanma Moreno, quien se despojó de las siglas del PP, precisamente con esa idea de robar voto a su histórico adversario. Juan Espadas empleó su última llamada para intentar espolear a la izquierda al asegurar que todavía cuenta con opciones de presidir la Junta. Los últimos sondeos les dan por debajo de 30 escaños.