Bendodo se muda a Madrid y Moreno ya busca fontanero

Francisco Balado Fontenla
Fran Balado MADRID | LA VOZ

ACTUALIDAD

Mariscal | EFE

El coordinador general del PP deja la Junta de Andalucía para centrarse en la política estatal

21 jun 2022 . Actualizado a las 06:00 h.

Toca mudanza. Elías Bendodo, consejero de la Presidencia y coordinador general del PP, deja la política autonómica para centrarse por completo en Génova. Juanma Moreno pierde a una pieza importante en su Ejecutivo, pero sobre todo a un actor fundamental dentro del partido, ya que este malagueño del 74 que se pasó a la política tras haber sido vendedor de seguros era su gran fontanero. Es decir, Bendodo ejerció el papel que venía desarrollando en los últimos años Miguel Tellado para Feijoo en Galicia, y que consistía básicamente en mantener el partido activado y unido, y que este no le generara ningún quebradero de cabeza al presidente, permitiéndole así centrar todos sus esfuerzos en el área de Gobierno.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

Bendodo fue también el gran artífice del pacto de investidura tras las elecciones del 2018, aquellas negociaciones a dos bandas con Cs y Vox que salieron adelante pese a la negativa de los naranjas a sentarse con los de Abascal. Y también fue un activo fundamental durante la pandemia. Sin embargo, pese a esta gran influencia en partido y Gobierno, los periodistas andaluces coinciden en que en los últimos meses se produjo un distanciamiento con Juanma Moreno.

Sus colaboradores lo destacan como una persona «que siempre está igual». No se puso nervioso con la metedura de pata de la plurinacionalidad. El domingo estaba muy tranquilo tras el incontestable triunfo, en donde tuvo una gran responsabilidad que compartió con Sebastián Torres, persona de la máxima confianza del presidente. También señalan la importancia de Aleix Sanmartín, «el Iván Redondo de Juanma».

Choques con el PP de Casado

Bendodo mantuvo importantes disputas con la anterior dirección nacional del PP, en donde reconocen su inteligencia política pese a los roces. Ahora falta por comprobar cuál será su papel en Génova, porque tendrá que compartir la parcela orgánica con Miguel Tellado, que sigue siendo el hombre de Feijoo para asuntos internos, y con el antequerano Ángel González, que gana peso en el partido.