El Senado de EE.UU. da luz verde a la nueva ley de control de armas

La Voz REDACCIÓN / AGENCIAS

ACTUALIDAD

Rifles a la venta en una armería de Atlanta (Georgia, Estados Unidos)
Rifles a la venta en una armería de Atlanta (Georgia, Estados Unidos) ERIK S. LESSER | EFE

La norma pactada por demócratas y republicanos establecerá restricciones para los rifles de asalto, elevando la edad mínima para comprarlos de 18 a 21 años

25 jun 2022 . Actualizado a las 10:21 h.

El Senado de Estados Unidos aprobó el jueves (madrugada del viernes en España) un proyecto de ley que aumentará el control sobre las armas de fuego en el país, con un acuerdo de mínimos entre demócratas y republicanos logrado tras el impacto generado en la sociedad norteamericana por los tiroteos masivos en un supermercado de Buffalo (Nueva York) y en una escuela de Uvalde (Texas).

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

Es la primera vez en décadas que los dos grandes partidos de EE.UU. se ponen de acuerdo para votar a favor de mayores controles a las armas, y tras su aprobación en el Senado, ahora el proyecto de ley se trasladará para su validación definitiva a la Cámara de Representantes, donde los demócratas tienen mayoría.

La medida salió adelante con el apoyo de los 50 senadores demócratas y de 15 republicanos —incluido el líder de la minoría republicana, Mitch McConnell—, mientras que otros 33 conservadores votaron en contra de la propuesta, según informa Efe.

El presidente de EE.UU., el demócrata Joe Biden, emitió un comunicado en el que celebró que, «tras 28 años sin avances», representantes de ambos partidos lograsen alcanzar un acuerdo para «actuar» y dar una respuesta desde la política a los familiares de las víctimas de los tiroteos de Uvalde y Buffalo.

El proyecto de ley establece restricciones a la compra de rifles de asalto para los menores de 21 años (hasta ahora se podían comprar desde los 18 años), y extiende a todo el país las llamadas leyes de «alerta de peligro», que permiten activar un procedimiento legal para confiscar las armas de fuego de quienes representen un peligro para terceros o para sí mismos.

El acuerdo también incluye más fondos para recursos de salud mental y para reforzar la seguridad en las escuelas, dos aspectos en los que insisten los defensores de las armas cada vez que hay un tiroteo en Estados Unidos.

Resolución del Supremo

Solo unas horas antes del acuerdo en el Senado, el Tribunal Supremo de Estados Unidos había emitido una resolución en la que ampliaba el derecho a portar armas, al avalar que se puedan llevar en público en determinados estados donde esta práctica estaba prohibida.

En el primer caso de calado sobre armas que examinaba en trece años, el alto tribunal, de mayoría conservadora, falló en contra de una ley centenaria del estado de Nueva York que obliga a llevar el armamento oculto por la calle.