Draghi deja anticipadamente la cumbre de la OTAN para afrontar una crisis en su Gobierno

V. Saini VENECIA / E. LA VOZ

ACTUALIDAD

Draghi, el miércoles hablando por teléfono en el Museo del Prado antes de su marcha.
Draghi, el miércoles hablando por teléfono en el Museo del Prado antes de su marcha. Ballesteros | Efe

La foto del primer ministro italiano en el Museo del Prado, solo y al teléfono, dio la vuelta al mundo. Draghi explicó que esas llamadas no se debían a tensiones con el M5S, sino a la preparación del consejo de ministros de hoy

30 jun 2022 . Actualizado a las 21:08 h.

Mientras en Madrid se celebraba hoy la última jornada de la cumbre de la OTAN, el primer ministro italiano Mario Draghi, se encontraba ya en Roma para abordar las tensiones con el Movimiento 5 Estrellas (M5S), uno de los partidos que apoyan a su Gobierno. En Italia es frecuente que las crisis políticas se verifiquen en verano, cuando muchos periodistas y ciudadanos están de vacaciones. Pero en este caso, no es seguro que se llegue a una crisis de gobierno.

Fuentes políticas consultadas por La Voz discrepan. Un senador de centroderecha opina que «el M5S se está desmoronando porque es un partido sin ideas»; un diputado de izquierda, en cambio, afirma que «es normal que haya dialéctica en democracia».

Lo que está claro es que el líder del M5S, Giuseppe Conte, está furioso. Acusa a Draghi de presionar al fundador del M5S, Beppe Grillo, para que le destituya. La situación del partido liderado por Conte ya es delicada tras el abandono del ex líder del M5S y actual ministro de Exteriores Luigi Di Maio, junto con 62 diputados y senadores, la semana pasada. Incluso se rumorea que el abandono de Di Maio fue fomentado por el propio Draghi para debilitar a Conte y al M5S, acusados de querer frenar las reformas del Gobierno.