Sánchez refuerza la coalición con el debate de la nación, pero no frena el efecto Feijoo

ACTUALIDAD

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tras la votación de propuestas en el debate sobre el estado de la nación.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tras la votación de propuestas en el debate sobre el estado de la nación. Kiko Huesca | EFE

Los expertos consultados por La Voz analizan sus consecuencias políticas

16 jul 2022 . Actualizado a las 19:38 h.

Pedro Sánchez sale reforzado del debate sobre el estado de la nación, sobre todo porque recompone la relación con Unidas Podemos y sus otros socios, gracias al anuncio de una batería de medidas que estos demandaban. Pero, según los expertos, solo le proporcionará un balón de oxígeno hasta un otoño que se augura muy difícil y no logra frenar el efecto Feijoo.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

¿Quién sale fortalecido?

Sánchez gana. «En cuanto a mantenimiento estable del poder hasta presuntamente el final de la legislatura, sin duda Sánchez», afirma Carlos Barrera. «Ha consolidado el llamado bloque de la investidura con su apuesta por medidas de cierto corte populista que agradan, o al menos alivian, a sus socios enfrentados por otros temas», explica. Para Carmen Lumbierres, «hay un claro ganador, que es el presidente del Gobierno, no tanto la parte de la coalición más pequeña, Unidas Podemos, porque ve recogidas gran parte de sus propuestas por Sánchez y personalizadas en él, que es quien sacará más rédito político».

Santiago Martínez considera que sale fortalecido en primer lugar «el debate político, ya que se recupera la celebración de un debate cuya regulación hace que su convocatoria sea demasiado discrecional por parte del Gobierno». Respecto a quien sale favorecido políticamente hablando, «Sánchez ha logrado acaparar por unos días el protagonismo mediático, frente a una presencia constante de Alberto Núñez Feijoo a raíz de su reciente irrupción como líder de la oposición y de Yolanda Díaz con su plataforma». Claramente, «esta situación de pinza entre derecha e izquierda ha obligado a la convocatoria de este debate, durante el cual, además, ni Feijoo ni Díaz podían replicarle».