Sunak y Truss se disputarán la sucesión de Johnson en el Gobierno británico

ÍÑIGO GURRUCHAGA LONDRES / COLPISA

ACTUALIDAD

El exministro de Economía, Rishi Sunak, y la ministra de Exteriores, Liz Truss, en una imagen de archivo.
El exministro de Economía, Rishi Sunak, y la ministra de Exteriores, Liz Truss, en una imagen de archivo. JONATHAN HORDLE / ITV | EFE

Ambos se someterán a una votación por correo entre las bases de la formación gobernante y el ganador será anunciado el 5 de septiembre. Al día siguiente del nombramiento del nuevo líder, Johnson dejará el cargo y su sucesor será investido por la reina Isabel II

20 jul 2022 . Actualizado a las 20:13 h.

El exministro de Economía Rishi Sunak y la actual ministra de Asuntos Exteriores, Liz Truss, disputarán la sucesión de Boris Johnson al frente del Partido Conservador y del Gobierno británico, tras cinco rondas de votaciones en las que los diputados del grupo parlamentario han ido eliminando a los candidatos menos votados. Iniciarán ahora una campaña para convencer a los miembros de su partido. La votación se cerrará el próximo 2 de septiembre y se anunciará el resultado final tres días después.

Rishi Sunak fue el candidato más votado en todas las rondas y en la última sumó 137 apoyos, 19 más de los que recibió el martes. Liz Truss logró 113, un aumento de 27, y Mordaunt 105, once más que el martes. Los diputados conservadores eligieron ayer a los dos candidatos con más experiencia en el Gobierno y con más competencia en cuestiones que afectan a la economía.

El resultado se anunció después de que el grupo parlamentario despidiera a Johnson con una ovación en pie, trece días después de que forzase su dimisión. El líder interino ya ha sugerido que intentará en el futuro, como sus admirados Benjamin Disraeli y Winston Churchill, regresar a la Jefatura de Gobierno. Theresa May, su predecesora, no aplaudió su marcha y se puso en pie para no desentonar entre sus colegas.

Los sondeos de miembros del Partido Conservador daban a Penny Mordaunt como su favorita, 27 %. Sunak y Truss contaban con el mismo porcentaje, 13 %. La firma YouGov, contando con 879 miembros del partido en su muestra del 12 y 13 de julio, confirmaba que Mordaunt ganaría con holgura contra todos sus rivales. También registró que Truss ganaría (59 %) a Rishi Sunak (35 %). Según las últimas encuestas de YouGov, el Partido Conservador perdería unas elecciones, con los laboristas obteniendo el 40 % de los sufragios y los tories el 29 %. Rishi Sunak (31 %), es el único candidato al liderazgo que, según los encuestados, sería un mejor gobernante que Keir Starmer, el líder de la oposición (30 %). Liz Truss recibe una evaluación del 22 %.

Los dos candidatos a la sucesión disputaron en la campaña sobre la política económica de Sunak, a la que Truss criticó por haber creado una alta presión fiscal en lugar de reducir impuestos para fomentar el crecimiento. El exministro de Hacienda mantiene que una política de reducción de impuestos provocaría un aumento de la inflación.

Protocolo y City

El Gobierno interino de Boris Johnson aprovechó la última jornada legislativa en la Cámara de los Comunes para culminar la tramitación del proyecto de ley que anula partes del Protocolo irlandés que hizo posible el Acuerdo de Retirada de la Unión Europea. Tras un debate de siete horas y el voto sobre enmiendas, el proyecto pasará en septiembre a la Cámara de los Lores, con la expectativa de que se promulgue en otoño.

Si la negociación con la Comisión Europea era responsabilidad de Truss, que como ministra de Exteriores interina ha patrocinado el debate del proyecto de ley en el Parlamento, fue Rishi Sunak quien elaboró el proyecto de ley de Mercados Financieros. Tuvo que presentarlo en el Parlamento su sucesor, Nadhim Zahawi, para su tramitación en el otoño.

Son dos proyectos fundamentales del brexit, la herencia de Johnson. El primero trata de resolver —quebrando la ley internacional, según numerosos expertos— las consecuencias que su acuerdo con la UE ha tenido en Irlanda del Norte. El problema principal es que los unionistas del DUP rechazan participar en la autonomía compartida de Belfast, mientras no se eliminen los controles aduaneros entre Gran Bretaña y su región.

La planeada reforma financiera facilita la cotización de acciones en las bolsas; aspira a reducir las exigencias de capital en reserva de las aseguradoras para liberar fondos que se destinen a la construcción de infraestructuras; incorpora regulaciones de la UE a la ley doméstica para su más sencilla modificación: abre la puerta a que stablecoins, dinero electrónico ligado a activos tangibles, sean instrumentos cotidianos de pago: y exige el fomento de la competitividad de la City de Londres al banco central y a la autoridad supervisora de la conducta financiera, que se concentran ahora en la estabilidad.