Sánchez relevará a cargos del Congreso y el Senado en el comité federal del PSOE

Pablo Medina MADRID / LA VOZ

ACTUALIDAD

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el debate sobre el estado de la nación la semana pasada.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el debate sobre el estado de la nación la semana pasada. kiko Huesca | EFE

Los socialistas buscan regenerar su imagen para las elecciones del 2023

20 jul 2022 . Actualizado a las 19:47 h.

Tras la marcha de Adriana Lastra como vicesecretaria general del PSOE, Sánchez convocó un comité federal para este sábado con intención de abordar bien la sustitución de la segunda de a bordo del partido o bien la eliminación de dicho cargo. En Ferraz había cierto halo de confianza en que se produjeran cambios estructurales más profundos, tal como pedían varios miembros socialistas. Hoy, a través del orden del día, se confirma que se producirán cambios en el Congreso y el Senado de cara a regenerar la imagen del partido de cara a los comicios del 2023.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

Anunciada la metamorfosis socialista, el presidente asturiano cercano a Lastra, Adrián Barbón, no ha querido evaluar dicha decisión del presidente del Gobierno para realizar movimientos en las Cámaras. «Igual que no le admitiría qué cambios tengo que hacer en mi Gobierno, yo no le digo lo que tiene que hacer; cada uno en su terreno», se escudó. En Ferraz hay quien todavía no sabe qué va a pasar el sábado.

En la reunión se hará también el calendario de las primarias y las candidaturas para las municipales y autonómicas del 2023.

Posibles ingresos y salidas

En la sede del PSOE, todo son «quinielas». Nadie sabe a ciencia cierta quién puede salir o entrar en puestos de responsabilidad. Lo que sí que está claro es que Sánchez quiere reforzar la comunicación entre Ferraz y la Moncloa.

Al pronosticarse una reforma completa en el partido y en las Cámaras, son varios los nombres que suenan para distintas funciones. En especial en lo relativo a cometido de Adriana Lastra y las portavocías. Felipe Sicilia, Héctor Gómez y Eva Granados son portavoces del PSOE en el partido, el Congreso y el Senado, respectivamente. Son los que tienen una más difícil permanencia.

El exlendakari Patxi López suena con fuerza. Goza de buena reputación, de buena imagen ante los medios y es secretario de memoria democrática y laicidad en el partido, un cargo que ya de por sí tiene una carga de «victoria» tras aprobarse la Ley de Memoria Democrática en el Congreso.

La rivalidad con López está muy marcada. Antonio Hernando, director adjunto del gabinete de la Presidencia del Gobierno, es un símbolo de reconciliación entre los rivales y el núcleo duro de Sánchez, ya extinto. Óscar López, jefe de gabinete y sustituto de Iván Redondo, ya conoce profundamente el partido y fue portavoz en el Senado y tiene la confianza de Sánchez.

Pilar Alegría es otra rival sólida, ya que cumple con el perfil institucionalista que piden algunos miembros socialistas por su dilatada experiencia política.

Una veintena de delegados gallegos para debatir el futuro del partido

El peso del socialismo gallego en los planes de Pedro Sánchez para el nuevo PSOE será menor. El presidente del Gobierno trata con un reducido círculo los posibles cambios y en el PSdeG no se ha recibido, al menos por el momento, noticias de cambio alguno.

Al cónclave de Ferraz asistirán una veintena de gallegos, entre ellos el secretario de organización de la formación en Galicia, José Manuel Lage Tuñas. Nadie espera que haya un aumento de la cuota galaica en el nuevo diseño del partido. «Estamos listos para o que nos pidan, pero non é o momento de grandes cambios para nós no ámbito estatal. Non está previsto que haxa nomeamentos polo de agora», admite el también concejal en A Coruña.