El comité federal del PSOE ratifica este sábado el giro de Sánchez para ir «a por todas» en las elecciones

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo Bareño MADRID / LA VOZ

ACTUALIDAD

El secretario general de los socialistas promociona a figuras que le plantaron cara en las primarias

23 jul 2022 . Actualizado a las 11:07 h.

El comité federal del PSOE ratificará este sábado la reestructuración del partido y los cambios en el organigrama que ya fueron adelantados el pasado jueves por fuentes del Gobierno y por los propios dirigentes promovidos por el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez. El giro del líder socialista supone una rectificación de los nombramientos acordados hace menos de un año en el congreso del partido, y un retorno a la primera fila de figuras que se posicionaron en contra de Sánchez en las elecciones primarias en las que recuperó la secretaría general. Una enmienda a sí mismo con la que pretende dar la vuelta a los sondeos en el último tramo de la legislatura. Es decir, ir «a por todas», en sus propias palabras.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que asumirá la vicesecretaría general en sustitución de Adriana Lastra, apoyó en su día a Susana Díaz, rival de Sánchez, aunque ya desde el 2018 está en el círculo de confianza del presidente ocupando la cartera de Hacienda. Ahora, compatibilizará el cargo con el de número dos del PSOE. Patxi López, nuevo portavoz en el Congreso, fue rival directo de Sánchez en esos comicios internos y ahora será uno de los puntales del partido. Y Pilar Alegría, ministra de Educación, fue portavoz de la candidatura de Díaz y ahora compaginará la cartera con el puesto de portavoz de la ejecutiva.

Pese al malestar que ha causado el que los nombres se filtren antes de la cita de este sábado, en el partido se ha acogido favorablemente el hecho de que Sánchez apueste por figuras de mayor peso político y larga trayectoria en el partido, frente a figuras como Héctor Gómez, que dejará la portavocía en el Congreso apenas nueve meses después de asumirla, o Felipe Sicilia, que abandona la portavocía de la ejecutiva con idéntico período en el cargo.