Laura Borràs: «Los que me quieran muerta, tendrán que matarme y ensuciarse las manos»

Redacción / Agencias BARCELONA

ACTUALIDAD

Borràs recibe al presidente del Parlamento del estado federado de Berlín, Dennis Buchner (der), y otros diputados de la delegación berlinesa en Barcelona este martes
Borràs recibe al presidente del Parlamento del estado federado de Berlín, Dennis Buchner (der), y otros diputados de la delegación berlinesa en Barcelona este martes Marta Perez | EFE

La presidenta del Parlament se niega a dimitir luego de que se le abriera juicio oral por, presuntamente, adjudicar contratos a dedo a un amigo

27 jul 2022 . Actualizado a las 10:42 h.

La presidenta del Parlament, Laura Borràs, ha advertido este miércoles de que no piensa dimitir de su cargo aunque le hayan abierto juicio oral y esté a un paso de que la Mesa de la cámara catalana la suspenda de sus funciones como indica el reglamento: «Los que me quieran muerta, tendrán que matarme y ensuciarse las manos».

Así lo ha afirmado en la madrugada del miércoles desde Twitter, después de que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña la enviara a juicio por los delitos de prevaricación y falsedad documental, por, presuntamente, fraccionar  contratos cuando dirigía la Institució de les Lletres Catalanes para adjudicárselos a un amigo.

Borràs se encuentra a un paso de ser suspendida como diputada, ya que ERC, la CUP y el PSC han advertido que piensan aplicar el artículo 25.4 del reglamento del Parlament, que obliga a la Mesa a acordar la suspensión «de los derechos y deberes parlamentarios de manera inmediata» a los diputados acusados por delitos vinculados a la corrupción, una vez el auto de apertura de juicio oral es firme.