Hospitales, colegios y peluquerías se libran de los límites de temperatura

F. Fernández LA VOZ

ACTUALIDAD

Jesús Hellín | EUROPAPRESS

Multas de hasta cien millones por incumplir el plan de ahorro energético

02 ago 2022 . Actualizado a las 20:49 h.

Colegios, universidades, guarderías, hospitales, peluquerías y gimnasios quedarán exentos de cumplir los nuevos límites de temperatura interior establecidos en el real decreto aprobado el lunes en un Consejo de Ministros extraordinario con medidas de ahorro, eficiencia energética y de reducción de la dependencia energética del gas natural. Así lo precisó este martes el Gobierno en una nota aclaratoria sobre la norma que amplía la información incluida en el Boletín Oficial del Estado (BOE). El nuevo real decreto establece que la temperatura del aire en los recintos calefactados no será superior a 19 grados y que el aire acondicionado no podrá bajar de los 27. El BOE solo precisa que así será en los recintos habitables acondicionados que se indican en el apartado dos de la instrucción técnica 3.8.1 del Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE). En él se especifica que esos establecimientos incluidos son los destinados a usos administrativos, comerciales (tiendas, supermercados, grandes almacenes y centros comerciales), culturales (teatros, cines, auditorios, centros de congresos, salas de exposiciones y similares), establecimientos de espectáculos públicos y actividades recreativas, restauración (bares, restaurantes y cafeterías) y transporte de personas (estaciones y aeropuertos).

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

El Gobierno precisó que los locales dedicados a usos administrativos incluyen las plantas o zonas de oficinas, vestíbulos y espacios de uso público.

La norma incluye excepciones allí donde sean necesarias, bien por las condiciones laborales, bien por las especificidades del sector. Así, según el ministerio, quedarán fuera los centros de formación y de uso docente, los centros sanitarios y hospitalarios, peluquerías, gimnasios y los medios de transporte (trenes, aviones y barcos), no así las estaciones y los aeropuertos.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, había asegurado el fin de semana pasado que hospitales y colegios también estarían incluidos en la norma sobre la regulación de la temperatura en interiores, pero finalmente no será así, según Transición Ecológica. Los locales que sí están obligados a aplicar los nuevos límites de temperatura tendrán que hacerlo a partir del próximo día 9 y hasta el 1 de noviembre del 2023. Además, esos mismos locales que cuenten con acceso desde la calle tendrá que disponer de un sistema de cierre de puertas adecuado. Podrá consistir, precisa el BOE, «en un sencillo brazo de cierre automático, con el fin de impedir que estas permanezcan abiertas permanentemente, con el consiguiente despilfarro energético». El plazo de adaptación a esta norma es más amplio que el anterior, pues la disposición entrará en vigor el 30 de septiembre próximo.

El real decreto con el plan de ahorro energético incluye también el apagado a partir de las diez de la noche de todos los escaparates comerciales y de los edificios públicos que a esa hora se encuentren desocupados. La entrada en vigor es el 9 de agosto. Según el ministerio, esta norma no afectará al alumbrado ornamental de monumentos, salvo que se trate de edificios públicos, aunque la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, aseguró el lunes que sí estarían incluidos. No lo estará el alumbrado navideño. Sin embargo, este primer plan de ahorro se completará con otro más ambicioso a partir de septiembre que podría incluir restricciones en ese ámbito.

Las medidas aprobadas el lunes, en realidad, no son nuevas. El propio BOE recoge que España ya cuenta con un marco normativo exigente para el consumo racional de energía: el RITE citado con anterioridad, que se aplica ya en los edificios con los usos ya mencionados. Aunque el nuevo real decreto lo que hace es bajar dos grados la temperatura de la calefacción (de 21 a 19 grados) y subir uno el del aire acondicionado (de 26 pasa a 27). También es obligatorio ya disponer de sistemas de cierre de puertas, pero el acuerdo adoptado el lunes incorpora a los edificios y locales que se climaticen con energía renovable, que hasta el momento estaban exentos tanto de esta como de la anterior exigencia.

El RITE también recoge las sanciones a las que se exponen los establecimientos si incumplen la normativa: multas de hasta 60.000 euros por infracciones leves, de hasta seis millones de euros por las graves y de hasta 100 millones por las muy graves.

EDUARDO PEREZ

Luis Muñoz, gerente de Distrelec: «Apagar un escaparate es una medida ridícula»

Elena Silveira

«Ridículas». Así califica Luis Muñoz Casero, empresario coruñés del sector de distribución de materiales eléctricos, algunas de las medidas adoptadas por el Gobierno para contribuir al ahorro energético. Gerente de la empresa Distrelec, Muñoz explica que la mayor parte de comercios ya tienen rótulos y escaparates con sistemas de bajo consumo. «Para las pequeñas y medianas empresas, aplicar las medidas anunciadas no supondrá el ahorro anunciado. Quizás sí tendrán más repercusión en grandes edificios públicos o infraestructuras», explica. De hecho, incide en que la mayor parte de los comercios apagan sus escaparates por la noche y los grandes centros comerciales «cierran sus puertas y, por lo tanto, los negocios también apagan».

En su caso, con tiendas en Vigo, Pontevedra, Carballo, Gijón, Úbeda y Noia, además de la central de distribución en el polígono coruñés de Pocomaco, tampoco tendrán gran afectación. «Tenemos instalados sistemas de bajo consumo. Apagar no reportará tanto ahorro», indica.

La calefacción y el aire acondicionado, a raya hasta noviembre del 2023

F. Fernández, G. Lemos

El Gobierno ha aprobado un real decreto ley con un primer plan de ahorro y de eficiencia energética para reducir el consumo un 7 %, tal y como se comprometió con la Comisión Europea, que se aplicará hasta el 1 de noviembre del 2023. Para conseguirlo, tal y como explicó la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, al término del Consejo de Ministros extraordinario, los edificios administrativos, pero también otros como centros comerciales, espacios culturales (como cines), y estaciones de autobús y de tren y aeropuertos, no podrán tener la calefacción a más de 19 grados centígrados en invierno y el aire acondicionado, a menos de 27 en verano. Además, los edificios de uso público que no estén ocupados y también los establecimientos comerciales y tiendas tendrán que apagar las luces de los escaparates a partir de las diez de la noche. La ministra aclaró que ese apagado se impondrá también a la iluminación de los monumentos, pero no a las luces ornamentales de las calles. Por tanto, no afectará al alumbrado navideño, confirmó Ribera.

Seguir leyendo