Santiago Medín, headhunter: «En una entrevista de trabajo se conoce más a los candidatos por lo que te preguntan que por lo que te contestan»

FRANCISCA PACHECO GONZÁLEZ / S.F

ACTUALIDAD

MARCOS MÍGUEZ

En un escenario en que la mayoría de los aspirantes tienen uno o más posgrados y un alto nivel de idiomas, lo que marca la diferencia son las habilidades blandas y la forma de relacionarse, según los expertos

06 ago 2022 . Actualizado a las 11:03 h.

Santiago Medín es psicólogo y especialista en recursos humanos. Desde hace más de 20 años trabaja en la selección de personal, incorporando jóvenes talentos, especialistas y profesionales a las grandes compañías de la región. Hoy, desde la consultora Go! People & Talent, destaca la importancia de las habilidades blandas, es decir, aquellos atributos personales relacionados con la forma en que nos desenvolvemos en lo emocional y lo social, a la hora de buscar empleo.

—¿Qué tan importantes son las habilidades blandas?

—Las habilidades blandas son cada vez más importantes, independientemente del cargo. Actualmente, un 60 o 70 % de la toma de decisiones en selección de personal se basa en las habilidades blandas. Esto se explica porque hay un muy buen nivel de capacitación. Hoy en día todos los jóvenes que salen de la universidad tienen una carrera, un máster, incluso dos. Todos ellos tienen buen nivel de idiomas. Muchos de ellos han tenido la oportunidad de hacer un Erasmus. Entonces, son las habilidades blandas las que te permiten saber si la persona se puede adaptar y desenvolver adecuadamente en diferentes entornos. Esto es lo que caracteriza el buen desempeño y pronostica el éxito de una carrera.

—¿Cuáles son las habilidades blandas más valoradas?

—La competencia blanda número uno, desde mi punto de vista, es saber trabajar en equipo. Las empresas necesitan desarrollar procesos en entornos colaborativos, tener equipos transversales que aporten desde sus diferentes capacidades. A partir de ahí, hay otros factores importantes, como la empatía, la capacidad de escucha y comunicación, y la flexibilidad para entender otros puntos de vista. También es importante la adaptabilidad y la polivalencia, porque hoy en día hay muchos trabajos que van cambiando. Este es otro de los factores que más se valoran: la capacidad de aprendizaje, el interés por seguir creciendo.