El exabogado de Puigdemont alerta de una escisión en Junts e insiste en que Borràs no debe dimitir

La Voz BARCELONA / EUROPA PRESS

ACTUALIDAD

El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en el congreso de Junts celebrado en Argelès-sur-Mer, Francia
El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en el congreso de Junts celebrado en Argelès-sur-Mer, Francia GLORIA SÁNCHEZ | EUROPAPRESS

Cuevillas cree que Junts debe analizar los resultados del pacto con los republicanos y consultar a la militancia sobre su continuidad

12 ago 2022 . Actualizado a las 10:13 h.

El diputado de Junts en el Parlamento catalán Jaume Alonso-Cuevillas ve posible que se produzca una escisión en su formación, aunque alega que «no más que en otros partidos» como ERC, CUP, los comuns y Cs, debido a las distintas corrientes dentro de estas formaciones y los cambios en el panorama político.

En una entrevista este jueves en El Món, el que fue abogado de Carles Puigdemont aseguró que hubo «más riesgo» de escisión en Junts antes de la primera parte del congreso de Junts en Argelers-sur-Mer (Francia), donde cree que se hizo un esfuerzo para lograr unidad con la nueva dirección. Preguntado por si la suspensión parlamentaria de la presidenta de Junts, Laura Borràs, puede generar una escisión, considera que no se trata «tanto del episodio Borràs» como del hecho de que hayan primado los intereses de partido por encima de los del independentismo.

Según detalló en la entrevista, la Ejecutiva decidirá cómo actuar ante la suspensión de Borràs después de las vacaciones: «Junts no ha tomado ninguna decisión porque no ha habido tiempo. La única decisión que se ha adoptado es dejar claro que Laura Borràs no dimitirá». Sostiene que el voto a favor de ERC y la CUP a la suspensión de la presidenta del Parlamento catalán ante su juicio por presunta prevaricación y falsedad documental es «la constatación muy importante de esta falta de lealtad entre los partidos que se supone» que son compañeros de viaje, en sus palabras. «Pero no es la única cosa preocupante. Tanto o más preocupante es el hecho de que ERC, cada día de forma más clara, se ve que ha renunciado al objetivo de independencia a corto plazo y ya lo sitúa hacia el año 2050», añadió.