El FBI pide respeto tras las amenazas por la redada en la mansión de Donald Trump

La Voz REDACCIÓN / LA VOZ

ACTUALIDAD

JIM LO SCALZO | EFE

Un hombre armado y ataviado con un chaleco antibalas intentó entrar en la oficina federal en Cincinnati y logró huir

12 ago 2022 . Actualizado a las 10:12 h.

El director del FBI, Christopher Wray, ha mostrado su preocupación por la creciente presión y las amenazas lanzadas contra los miembros del Buró Federal de Investigaciones, a raíz de la polémica desatada por el registro en la mansión del expresidente Donald Trump. Wray, designado por el propio Trump en el 2017, dijo que siempre le preocupan las amenazas a los agentes y pidió respeto para su labor, en una rueda de prensa a última hora del miércoles en Omaha (Nebraska).

Un día después, un hombre armado trató de entrar en la oficina del FBI en Cincinnati (Ohio). Después de saltar la alarma y ser detectado por los agentes especiales, el sujeto huyó en dirección a la interestatal 71. Las fuerzas del orden lo cercaron, pero anoche todavía no habían logrado detenerlo. En su huida, el sospechoso, ataviado con un chaleco antibalas, intercambió disparos con la policía, según informó la Agencia de Emergencias del condado de Clinton.

«La violencia contra fuerzas de la ley no es la respuesta, da igual por lo que se esté enfadado», señaló el jefe del FBI en su comparecencia del miércoles, en la que evitó dar ningún detalle o explicación sobre el operativo en el club Mar-a-Lago (Florida), alegando que la política del cuerpo es no hablar sobre los casos en marcha. Fuentes de los servicios de seguridad aseguraron que las amenazas van dirigidas no solo contra la cúpula del FBI, sino también contra agentes de a pie.