Bolsonaro arranca su campaña a la reelección en el lugar donde fue apuñalado en el 2018

La Voz REDACCIÓN / AGENCIAS

ACTUALIDAD

Bolsonaro y la primera dama, Michelle, en el mitin en Juiz de Fora.
Bolsonaro y la primera dama, Michelle, en el mitin en Juiz de Fora. RICARDO MORAES | REUTERS

El presidente agita el fantasma del «comunismo» contra Lula, que lidera las encuestas de intención de voto

17 ago 2022 . Actualizado a las 09:02 h.

Brasil dio el pistoletazo de salida de la campaña electoral para los comicios del próximo 2 de octubre con el presidente Jair Bolsonaro celebrando su primer mitin en la localidad minera de Juiz de Fora, en el estado de Minas Gerais, en el mismo lugar donde hace cuatro años, cuando se presentó a las elecciones del 2018, fue apuñalado por una persona con problemas de salud mental. Su máximo rival, el expresidente Lula da Silva, optó por comenzar la que será su sexta campaña electoral con un acto a las puertas de una fábrica de automóviles en el cinturón industrial de São Paulo, donde en la década de los setenta entró en el sindicalismo.

En su primer baño de masas, Bolsonaro agitó el fantasma del «comunismo» contra Lula da Silva. «Este país no quiere retrocesos, no quiere la ideología de género en las escuelas, no quiere legalizar las drogas. Este país respeta la vida desde su concepción y no quiere el comunismo», dijo durante el acto en Juiz de Fora. «Esta es la ciudad de mi renacimiento, donde mi vida fue salvada por nuestro creador», apuntó, según recoge la agencia Efe.

«Empezamos donde intentaron pararnos en el 2018», dijo en alusión al atentado, para luego animar a los brasileños a encarar el proceso electoral como «una lucha por la libertad» y a impedir que el «comunismo» se instale en el país. «Ellos proclaman justicia social, pero la verdad es bien diferente y llevan a los pueblos a la miseria», dijo Bolsonaro, quien volvió a citar a Venezuela como una «prueba de las decisiones equivocadas» que pueden tomar los votantes.