Sánchez y Feijoo calientan el debate en el Senado con un cruce de acusaciones

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo Bareño MADRID / LA VOZ

ACTUALIDAD

El presidente Pedro Sánchez y el líder de la oposición, Alberto Núñez Feijoo, en la reunión que mantuvieron  en la Moncloa
El presidente Pedro Sánchez y el líder de la oposición, Alberto Núñez Feijoo, en la reunión que mantuvieron en la Moncloa Alberto Ortega | EUROPA PRESS

El presidente del Gobierno afirma que su teléfono está «abierto» para el líder popular

02 sep 2022 . Actualizado a las 08:40 h.

Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijoo han entrado en una dinámica de acción y reacción en vísperas de su cara a cara en el Senado para tratar las medidas de ahorro energético. Tras aceptar por sorpresa ese debate solicitado insistentemente por el líder popular, Sánchez sorprendió este jueves al anunciar una rebaja al 5 % del IVA en la factura del gas que Feijoo había reclamado públicamente solo 24 horas antes. El jefe del Ejecutivo confía en ese enfrentamiento en el Senado para revertir la ola favorable para el PP en los sondeos. 

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

Comunicación «bidireccional»

A la espera del duelo político, Sánchez elevó el tono contra el líder popular acusándole de ser «bastante dócil con los intereses que le pusieron al frente del PP», —en referencia a los poderes económicos—, y le reprochó su voto negativo al decreto de medidas de ahorro energético.

Sánchez contraatacó igualmente en lo que afecta a las quejas de Feijoo por no haber contactado con él pese a la grave situación nacional e internacional provocada por la invasión de Ucrania por parte de Vladimir Putin. Según Sánchez, esa interlocución debe ser «bidireccional» y su teléfono está «abierto» para las llamadas del líder popular y del resto de partidos. «Yo cuando era líder de la oposición llamaba de motu proprio al presidente del Gobierno y le apoyaba», explicó Sánchez, que aseguró que en el 2017, con la «situación terrible» en Cataluña, él apoyó al entonces presidente Mariano Rajoy. Respecto al debate en el Senado, indicó que lo aceptó porque España es una «sociedad democrática» en la que hay que «contrastar posiciones». 

«El señor Mopongo»

La ministra de Hacienda y vicesecretaria general del PSOE, María Jesús Montero, cargó también contra Feijoo. «A este señor, al que yo llamo el señor Mopongo, no porque venga de África, es que le da igual lo que tú digas, ya que sea la que sea, su respuesta es la misma: ‘Mopongo, no estoy de acuerdo'», afirmó.

Pero también Feijoo trató de señalar las contradicciones de Sánchez. Se arrogó la decisión del jefe del Ejecutivo de rebajar el IVA del gas y señaló que «para algo ha servido ya que pidiéramos la comparecencia» del presidente en el Senado. «Sigue asumiendo a cuentagotas algunas medidas del PP tras criticarlas. Debería hacerlo cuanto antes y de forma decidida: llega tarde siempre a ayudar a los españoles», sostuvo en Twitter.

«Aunque sea a rastras y después de insultarnos y descalificarnos, le agradecemos que nos haya hecho caso en algo», sostuvo después ante la prensa.

La petición de una rebaja del IVA en la factura del gas era uno de los argumentos que Feijoo iba a esgrimir en el debate del próximo martes en el Senado. Ahora, tras lo que en el PP consideran una rectificación apresurada del Gobierno, el eje central de su discurso girará en torno a la exigencia de una deflactación del IRPF. Una medida que el PSOE ya ha aceptado en el País Vasco tras la propuesta del lendakari, Íñigo Urkullu.