Más de cien colectivos piden la reducción de estancos y máquinas expendedoras

la voz AGENCIAS

ACTUALIDAD

PEPA LOSADA

Asociaciones sanitarias, de derechos civiles y de consumidores se rebelan ante la concesión de más de 200 licencias nuevas por el Gobierno

06 sep 2022 . Actualizado a las 08:45 h.

Un total de 127 asociaciones sanitarias, de derechos civiles y consumidores, tanto nacionales como internacionales, se han rebelado ante el anuncio de Hacienda de la concesión de más de 200 nuevas licencias para abrir estancos, y han exigido por carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la disminución de los puntos de venta de tabaco y máquinas expendedoras.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

En este comunicado, las asociaciones denuncian que con la apertura de nuevos estancos España será «incapaz» de cumplir el objetivo de la reducción del cáncer para 2030, acordado por la UE, además de ir en contra del espíritu de los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU. Esta plataforma de asociaciones, promovida por Nofumadores y los Comités Nacionales para la prevención del Tabaquismo tanto de España como de Francia.

Además, el sector de control de tabaco demanda que no se renueven a los 25 años las licencias de estancos que no sean imprescindibles, especialmente aquellas cercanas a centros escolares y parques infantiles. Así como que el Gobierno ponga en marcha a la mayor brevedad el Plan Integral de Tabaquismo 2021-2025, así como la modificación legislativa de la ley 28/2005 de Prevención del Tabaquismo.

En esta misiva, los firmantes acusan al Gobierno de que tanto la paralización del Plan Integral de Tabaquismo como el aumento indiscriminado de estancos y máquinas expendedoras benefician la industria tabaquera en contra de los intereses de los ciudadanos españoles y europeos y podrían responden a la interferencia de la industria tabaquera.

Los especialistas recuerdan que España se encuentra en el puesto 54 sobre 96 en el índice internacional de interferencia de la industria del tabaco. La presidenta de Nofumadores, Raquel Fernández Megina, recalca que todo esto hace sospechar que estas decisiones son el fruto de presiones que el Gobierno recibe de la industria tabaquera, ya sea de forma directa o a través de las comunidades autónomas, como Extremadura y Canarias, donde la industria es muy potente tanto por el cultivo como por la manufactura del tabaco y existe una gran cercanía con la clase política.

De hecho, Nofumadores recalcó que el Gobierno tiene el deber de reportar y desclasificar los contactos con la industria tabaquera pues repercute de manera directa en cómo se va a conformar nuestra sociedad el próximo cuarto de siglo. «Las tabaqueras nos tratan como un país en vía de desarrollo, impidiendo medidas que nos protejan de sus políticas depredadoras y esclavistas y, por ahora, el Gobierno no hace sino consentirlas y alentarlas», ha enfatizado Fernández Megina.

Las asociaciones de control de tabaco también han exigido al Gobierno el cumplimiento de la Declaración de Madrid-2018 por la Salud y para al Avance de la Regulación del Tabaco en España, donde se aborda la necesidad de aumentar los impuestos de los productos del tabaco y la nicotina, y la armonización de precios con Francia, así como limitar la publicidad del tabaco en los puntos de venta, para disminuir de forma significativa y paulatina la prevalencia del tabaquismo, prevenir la entrada de adolescentes en esta adicción, a la vez que se mantenga la recaudación por los impuestos.

«Si las tabaqueras están mostrando ingresos récord, no se están haciendo bien las cosas»

«Si las tabaqueras están mostrando ingresos récord después de la pandemia, eso quiere decir que el Gobierno no está haciendo las cosas bien, o las está haciendo muy bien para un sector a expensas de la salud y, por tanto, vivimos en una tabacocracia», ha apostillado la presidenta de Nofumadores, Fernández Megina. La carta remitida a presidencia del Gobierno, con copia a la Ministra de Hacienda, critica la «extrema concentración» de expendedurías de tabaco en la frontera con Francia donde se acumulan 50 estancos por cada 10.000 habitantes (cuando en el resto del país es de cuatro por 10.000). «Nos defrauda enormemente que la Ministra de Hacienda, Mª Jesús Montero, haya elegido, para aumentar la recaudación del estado, la fórmula de sacar a subasta la licencia de 203 nuevos estancos en lugar de aumentar los impuestos para así frenar la pandemia del tabaquismo», lamenta.