Meghan Markle pronuncia su primer discurso en el Reino Unido tras dejar la monarquía

Martín Bastos

ACTUALIDAD

DPA vía Europa Press | EUROPAPRESS

Los duques de Sussex regresan a suelo británico con seguridad privada y duermen en los terrenos del castillo de Windsor sin visitar a su familia

06 sep 2022 . Actualizado a las 18:38 h.

Los duques de Sussex están de gira europea. El príncipe Enrique y Meghan Markle han cruzado el océano que los separa de su antigua vida dentro de la monarquía británica y se han instalado por unos días en la que fue su casa, Frogmore House, para cumplir algunos de los compromisos que les siguen garantizando un papel público. El lunes, el matrimonio fue la gran estrella del One Young World Summit, un acto benéfico que reunió en Manchester a jóvenes líderes de diferentes países.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

Meghan, vestida de rojo brillante, fue la gran protagonista del acto, ya que se encargó de pronunciar el discurso de apertura del encuentro mientras que el príncipe se limitó a acompañarla. Fue su primera intervención pública desde que la pareja abandonó sus obligaciones como parte de la familia real. Aseguró que era «muy agradable estar de vuelta en el Reino Unido» y habló de que su vida había «cambiado significativamente» al convertirse en madre. También les dijo a los jóvenes que estaban presentes que ellos eran el presente y el futuro. Según la prensa británica, fue un discurso de escaso contenido y centrado sobre todo en hablar de sí misma, como recoge el Daily Mail.

Tres meses después de su última visita al Reino Unido con motivo de los actos celebrados para conmemorar el 70.º cumpleaños de la reina, Meghan y Enrique han vuelto a dormir en Frogmore House, el edificio de la reina Isabel II que ellos mismos reformaron. Se encuentra situado dentro de los terrenos del castillo de Windsor, donde ahora vive la monarca y adonde acaban de trasladarse también Guillermo y Catalina, los duques de Cambridge, con sus tres hijos. A pesar de encontrarse tan cerca, los dos hijos de Diana de Gales no han aprovechado la ocasión para encontrarse, una muestra más de la tensión que se vive en el seno de la familia real.