Carlos, el hombre que, 70 años después, al fin pudo reinar

Luís Pousa Rodríguez
Luís Pousa REDACCIÓN / LA VOZ

ACTUALIDAD

Carlos III y Camilla Parker Bowles, en una imagen de archivo
Carlos III y Camilla Parker Bowles, en una imagen de archivo CONTACTOPHOTO | EUROPAPRESS

Tras siete décadas a la sombra de su madre, el príncipe de Gales sube al trono sacudido por los escándalos y con el medio ambiente como gran preocupación

09 sep 2022 . Actualizado a las 16:00 h.

A su edad, muchos de sus compatriotas llevan ya varios quinquenios jubilados, tostándose por dentro y por fuera en la Costa del Sol. Nadie ha esperado tanto como él para debutar en el trabajo al que está convocado desde su nacimiento. 70 años y más de 200 días después de convertirse en heredero, Carlos de Inglaterra sube al trono. Supera así la plusmarca de su tatarabuelo Eduardo VII, que se estrenó como rey a los 59. Él cumplirá 74 en noviembre.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

Carlos Felipe Arturo Jorge, el primogénito de la entonces princesa Isabel y Felipe de Edimburgo, vino al mundo en Londres en 1948. En 1952, al morir Jorge VI, su madre se convirtió en reina y el pequeño, de apenas tres años, en heredero al trono de Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del Norte. Y así, hasta este jueves.

Hasta que su boda con Diana lo puso bajo los focos, Carlos llevó una existencia apacible, siempre en segundo plano y a la sombra de su todopoderosa madre. Isabel y Felipe rompieron con la tradición de educar a los príncipes en palacio, bajo la lupa de tutores e institutrices reales, y lo enviaron a la escuela, incluido algún internado de tortuosa memoria.