El riesgo del «no retorno» climático

efe MADRID

ACTUALIDAD

PILAR G. VELASCO

Los expertos advierten que ya se han activado cinco de los dieciséis puntos que indican que la destrucción del planeta es inevitable

10 sep 2022 . Actualizado a las 09:09 h.

Cinco de los dieciséis puntos de no retorno —a partir de los cuales la comunidad científica ha identificado que el cambio climático destructivo es inevitable incluso si el calentamiento global se detiene— podrían haberse activado ya, y cada décima aumenta la probabilidad de que ocurran estos fenómenos.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

Así lo advierte un nuevo estudio publicado en la revista Science, que concluye que es «probable» que se llegue a hasta 10 puntos de no retorno incluso si a finales de siglo se logra limitar el calentamiento del planeta por debajo de los 2 ºC desde los niveles preindustriales.

Mientras que hasta ahora se conocían nueve tipping points (procesos que, de activarse, desencadenarían una serie de efectos que derrumbaría la posibilidad de evitar las peores consecuencias de la crisis climática), los científicos han identificado en este análisis siete puntos de no retorno más. El sexto informe de evaluación del IPCC —el grupo de especialistas climáticos de la ONU—, cuya última parte se hizo pública el pasado mes de abril, alertaba de un «alto» riesgo de que ocurran puntos de no retorno a partir de los 2 ºC de aumento de temperatura, y del «muy alto» riesgo una vez superados los 2,5 ºC.

Sin embargo, el nuevo estudio apunta que, en el nivel de calentamiento actual (1,1 ºC), es posible que la Tierra ya haya abandonado el estado climático «seguro» y que se hayan activado cinco de los 16 tipping points: la disminución de las capas de hielo de Groenlandia, la de las capas heladas de la Antártida occidental, el derretimiento abrupto del permafrost (suelo congelado), el colapso de la convección del Mar del Labrador (uno de los nuevos hallados) y la muerte masiva de los arrecifes de coral tropicales.

Con todo, los científicos insisten en la necesidad de mitigar el cambio climático cumpliendo con el objetivo del Acuerdo de París —contener el aumento por debajo de los 2 ºC y, a ser posible, del grado y medio para finales de siglo—, pues la investigación muestra que el riesgo de los puntos de no retorno se dispara con cada décima de grado que se añade a la temperatura media del planeta.

Según sus cálculos, algunos de los próximos puntos de no retorno en activarse son la degradación de la selva amazónica, el colapso de las cuencas subglaciales de la antártida oriental o la pérdida de glaciares de montaña en el cono sur de América.

Los autores del estudio recuerdan que las actividades humanas están llevando al mundo a «un calentamiento de 2 ºC y hasta 3 ºC a finales de siglo» y que, para tener un 50 % de probabilidad de alcanzar la meta de París (mantenerlo por debajo del grado y medio), las emisiones globales de efecto invernadero deben recortarse a la mitad para 2030.

Ricarda Winkelmann, climatóloga en el Instituto de Postdam para la Investigación del Impacto Climático y coautora del estudio, subraya la preocupación añadida que supone la interrelación de los puntos de no retorno, hecho que, incide, puede provocar un efecto cascada. «De hecho, las interacciones pueden reducir los umbrales críticos de temperatura a partir de los cuales los elementos de inflexión individuales comienzan a desestabilizarse a largo plazo», advierte.

Así, los científicos también destacan la necesidad de adaptarse a los impactos de los puntos de no retorno que no se puedan evitar, y de «apoyar a quienes sufrirán pérdidas y daños no asegurables».