Guillermo, el príncipe tranquilo al que ya se encomiendan los británicos

Luís Pousa Rodríguez
Luís Pousa REDACCIÓN / LA VOZ

ACTUALIDAD

El príncipe Guillermo, heredero al trono del Reino Unido, el pasado mayo, en Londres
El príncipe Guillermo, heredero al trono del Reino Unido, el pasado mayo, en Londres NEIL HALL | EFE

Su aversión a los escándalos y su discreción han convertido al heredero al trono en el favorito del Reino Unido: casi el 70 % de los ciudadanos consideran que es el miembro de la familia real que mejor desempeña su papel

10 sep 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Guillermo de Cambridge, príncipe de Gales y heredero al trono del Reino Unido, vino al mundo el 21 de junio de 1982 en el St. Mary's Hospital de Londres. La misma maternidad donde, a principios de los años setenta, todavía nacían los retoños de la emigración gallega en la capital británica. Eran otros tiempos: tanto para la Galicia emigrante como para los royals.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

Las cámaras, que escudriñaban cada paso de Carlos y Diana, lo estaban esperando en la puerta cuando salió al mundo exterior. Y ya nunca se libró de su aliento en la nuca.

En uno de los contados pulsos que ganó a su familia política, Lady Di logró que estudiase en Eton —la inagotable cantera de las élites británicas—, y no en Gordonstoun, como su padre y su abuelo. Allí encontró dos de sus primeras devociones: el fútbol y el waterpolo. Al rematar sus cursos en Eton, se tomó un año sabático, que repartió entre la instrucción con el Ejército británico en Belice y su labor de profesor voluntario para Raleigh International en un pueblo del sur de Chile (que es lo mismo que decir del sur del mundo).