La monarca que pudo reinar en unas Tierras Altas independientes

Pablo Medina MADRID / LA VOZ

ACTUALIDAD

La familia real en el castillo de Balmoral en el verano de 1960.
La familia real en el castillo de Balmoral en el verano de 1960. STR | EFE

Isabel II fue testigo de la etapa en la que Escocia consiguió su Parlamento regional y reclamó la separación del Reino Unido

12 sep 2022 . Actualizado a las 08:21 h.

Isabel II tenía ascendencia escocesa porque estaba vinculada a la casa Estuardo. Sus progenitores compartían un antepasado común: Roberto II, rey de Escocia. Su padre, Jorge VI, descendía directamente de Jaime VI de Escocia. Y su madre, de los Bowes-Lyon, condes de Strathmore, cuya línea sanguínea estaba unida a sir John Lyon, thane de Glamis, quien se casó con la hija de Roberto II en el siglo XIV.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

Desde pequeña, sus vacaciones con la familia transcurrieron en el castillo de Balmoral. Un lugar construido por la reina Victoria, su predecesora como monarca más longeva de Inglaterra. Y en la ciudad de Aberdeen, a punto de cumplir la mayoría de edad, dio su primer discurso elogiando a los marineros y pescadores escoceses, de quienes «depende nuestra existencia».

La corona escocesa dejó de ser independiente en 1603, fecha en la que se unió a la inglesa tras la muerte de Isabel I, predecesora en nombre de la fallecida monarca. Jacobo I de Inglaterra y VI de Escocia heredó ambos reinos. El nombre que escogió la soberana de los Windsor no gustó a los escoceses, dado que no había precedentes de ninguna Isabel en la monarquía de Escocia, lo que fue interpretado como un gesto de distanciamiento.