PP y Vox cargan contra las medidas económicas y energéticas del Gobierno en la primera sesión de control del curso

La Voz REDACCIÓN

ACTUALIDAD

El presidente Pedro Sánchez en la sesión de control al Gobierno.
El presidente Pedro Sánchez en la sesión de control al Gobierno. Juan Carlos Hidalgo | EFE

Ambos partidos ven a Sánchez «cada día más alejado de la gente» y que «no entiende sus problemas» porque solo la ve «en fotos»

14 sep 2022 . Actualizado a las 16:48 h.

En la víspera del debate y votación del impuesto a los beneficios extraordinarios sobre las compañías energéticas y la banca que tendrá lugar mañana, el Congreso ha protagonizado la primera sesión de control al Gobierno del curso político. Una sesión en la que la oposición y el Ejecutivo, junto a sus socios habituales, se han lanzado mutuos reproches y acusaciones en torno a las medidas de ahorro energético y la inflación.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

La primera intervención la ha llevado a cabo Cuca Gamarra, portavoz del PP en el Congreso. «Ahora que ya no puede salir a la calle y tiene que organizar esas visitas guiadas por la Moncloa, ¿Se ha enterado de cuáles son las necesidades reales de los españoles?», le ha preguntado la número dos de los populares a Sánchez, a quien le ha comunicado que está «cada día más alejado de la gente».

Gamarra no solo se limitó a la pregunta, sino que también lanzó una batería de propuestas: aplicar medidas como la deflactación de la tarifa del IRPF para rentas inferiores a 40.000 euros, «bajar el IVA de la carne, el pescado y otros productos de la cesta de la compra» e incentivar el ahorro energético con bonificaciones en las facturas.

Además, la portavoz conservadora criticó que Sánchez solo mire ahora por «resistir» en Moncloa y negociar con socios «equivocados». Además, le ha invitado a «abandonar» los insultos hacia el presidente del partido, Alberto Núñez Feijoo, porque así «acertará». Finalmente, ha criticado que la coalición no siga una disciplina de voto única mañana, cuando se decidirá si España ratifica que Finlandia y Suecia entren en la OTAN. «Por cierto, votará mañana todo su gobierno unido y a favor de esto? ¿A que no?, vaya imagen internacional está dando el anfitrión de la cumbre de la OTAN», concluyó.

En su réplica, Pedro Sánchez ha alegado: «No sé por qué me riñe. Hace un batiburrillo, saca hasta la cumbre de la OTAN simplemente para no decir por qué se opone a que debata la Cámara sobre dos gravámenes a las grandes entidades financieras y a las grandes corporaciones energéticas de este país».

Por esta línea, que ya siguió Sánchez en su cara a cara con Feijoo, ha seguido su respuesta, centrada en criticar al principal partido de la oposición alegando que «el programa electoral del PP es el programa de las grandes energéticas de este país», y que el PSOE «defiende a la clase media trabajadora de España». Así, ha defendido el impuesto sobre las energéticas y la banca alegando que «hay que proteger las rentas de la clase media y trabajadora de este país», así como «hablar de un reparto justo de los efectos económicos y sociales de la guerra».

«El dinero tiene mucho poder pero el poder en una democracia es el de la mayoría social y este Gobierno va a defender la mayoría social de este país», zanjó el jefe del Ejecutivo.

Referéndum nuclear

En su turno de pregunta, el presidente de Vox, Santiago Abascal, ha lanzado un reto a Pedro Sánchez: proponer un referéndum que cuestione si desean que se exploten los recursos energéticos nacionales descartados por el Gobierno en pos de una transición energética orientada a las energías verdes.

«Pregunte a la gente, esa que ve en fotos, utilice artículo 92 de la Constitución y consulte a los españoles si quieren una energía más cara o quieren explorar sus propios recursos», ha apelado Abascal en referencia a las centrales térmicas y nucleares, que también ha señalado a Sánchez que se avecina el invierno más duro «en décadas» para los españoles, con las familias «atenazadas» por la pérdida de poder adquisitivo, la subida de la inflación, una presión fiscal «abusiva e injusta» o unas facturas de gas y luz «impagables» para las rentas medias y trabajadoras.

Por su parte, el presidente del Gobierno le ha respondido que continuarán «dando una respuesta a la crisis energética derivada de la guerra de Putin coherente con una crisis mayor que tenemos por detrás, que es la emergencia climática», y ha invitado al líder de la formación verde a aparcar su «negacionismo» climático. Además, el número uno del PSOE le reprochó a Abascal su falta de compromiso con la población. «Ustedes no defienden España, defienden otros intereses, los intereses de los de arriba», enunció.

Fondo de rescate de hipotecas

Por parte de ERC, Gabriel Rufián ha criticado que el Gobierno haya aprobado en la inauguración del curso político unas medidas económicas «rácanas y poco valientes» y ha instado al grupo socialista a crear un fondo de rescate de hipotecas para personas desfavorecidas, ya que hoy ya hay familias que tienen el mismo miedo que «hace 10 o 15 años» a recibir el recibo mensual de la hipoteca y que se estima que pueden subir hasta 3 o 4 puntos, lo que significa que una familia que paga 500 euros, llegue a pagar 1.000 euros, según ha alertado.

La réplica de Sánchez se ha limitado a aclarar que el Gobierno han movilizado 30.000 millones de euros, lo que supone 2 puntos del PIB nacional, hasta el 31 de diciembre y ha asegurado que estas medidas van a extenderse durante «todo el tiempo que dure esta crisis». Asimismo, destacó nuevamente su compromiso «con la clase media trabajadora».

Rufián ha advertido que, de no adoptarse esta propuesta, la derecha podría «arrasar» en las próximas citas electorales de mayo y diciembre del año que viene. Posteriormente, en los pasillos del Congreso, ha desvelado que la vicepresidenta primera y ministra de Economía y Transformación Digital, Nadia Calviño, le dijo que iba a «estudiar» la propuesta, aunque el portavoz de ERC piensa que la ministra «cree demasiado en la buena fe de los bancos».

Inflación moderada

Desde las bancadas de la oposición, PP y Vox han preguntado a la ministra de Asuntos Económicos Nadia Calviño sobre el estado de la inflación. Por parte de la formación azul, el parlamentario Carlos Rojas le ha pedido a  que se disculpe por haber calificado como «transitoria» la inflación el año pasado y le ha invitado a «empezar a dialogar y a gobernar», y «a dejar de pelearse» entre los ministros porque «los Perte se están desmoronando»

Más contundente se mostró Espinosa de los Monteros, portavoz parlamentario de Vox, en su intervención. Criticó que Calviño pudiera llegar a defender «la fortaleza de la economía española», una «marcianada» que demuestra, a su juicio, el «desapego» del Gobierno con los problemas de la ciudadanía, que a su juicio, vive «el peor momento en 50 años», con datos que únicamente era posible ver «en las noticias de los países del tercer mundo».

Calviño ha respondido primero a Rojas, aclarando que «la inflación ha comenzado a moderarse», y que tanto el Banco de España como el Banco Central Europeo (BCE) prevén que siga haciéndolo «en los próximos meses». «Esto no es una cuestión de creencias, es una cuestión de los datos», ha subrayado Calviño, que cuestionó al diputado popular por su petición de negociar las medidas del PP. «¿Las propuestas del PP? ¿Qué dice, la carátula con folios en blanco que presentó el señor Feijoo hace una semana? ¿El corta pega de este lunes?», ironizó.

Con Espinosa de los Monteros fue más contundente: «Paños calientes, ninguno, pero discurso del miedo, tampoco», ha reivindicado Calviño, asegurando que los españoles «confían mucho más en este Gobierno que en sus mentiras».

La vuelta al colegio

Respecto al perjuicio de la inflación sobre las familias y la vuelta al colegio, la diputada del PP Carmen Navarro ha señalado a la ministra y portavoz del PSOE Pilar Alegría que en este comienzo de curso los estudiantes «no saben qué estudiar, los profesores no saben cómo aplicar su ley educativa (Celaá) y los padres no saben qué hacer frente a una inflación desbocada a la que su Gobierno no pone remedio».

«A la cuesta de enero se le suma ahora la cuesta de septiembre, ¿por qué no aceptan las medidas de apoyo a las familias que ha propuesto Alberto Núñez Feijoo?», ha preguntado la diputada popular.

En su réplica, Alegría ha explicado las medidas que ha adoptado el Gobierno en los últimos meses para ayudar a las familias, entre ellas la aprobación de 400 millones de euros para conceder una ayuda de cien euros mensuales adicionales a los estudiantes que tienen una beca, entre septiembre y diciembre. «El Gobierno plantea soluciones y medidas para hacer más factible la vuelta al colegio, que se debaten y aprueban en esta Cámara, pero su respuesta es siempre el no», ha acusado Alegría.

En su turno de réplica, Navarro le ha puesto un «sobresaliente» como «portavoz del insulto» y un suspenso como ministra por dicho «desamparo» a la comunidad educativa y aplicar una ley que «confunde aprobar con suspender y ha devaluado el mérito y el esfuerzo». «Pero pueden estar tranquilos porque Núñez Feijoo va a derogar una ley sectaria. Los alumnos necesitan menos adoctrinamiento y más siglo de oro y los padres necesitan que los 22.0000 millones que han recaudado de más se queden en el bolsillo del contribuyente; acepten las medidas del PP», ha zanjado.