Protestas nacionalistas reciben a Carlos III en su visita a Gales

Juan francisco Alonso LONDRES / E. LA VOZ

ACTUALIDAD

Carlos III, a su llegada al castillo de Cardiff.
Carlos III, a su llegada al castillo de Cardiff. POOL | REUTERS

La masiva afluencia de ciudadanos obliga a cerrar casi ocho horas la cola para acceder a la capilla ardiente de Isabel

17 sep 2022 . Actualizado a las 10:19 h.

Mientras miles de personas seguían desfilando este viernes ante el féretro de Isabel II, Carlos III fue recibido por un centenar de nacionalistas y antimonárquicos a las puertas del castillo de Cardiff, en Gales, último destino de su gira como nuevo rey por las cuatro naciones que integran el Reino Unido. Le abuchearon al paso de su vehículo enarbolando carteles contra la monarquía y la «subyugación colonial».

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

En momentos en que el independentismo está en auge, Carlos se dirigió a la Senedd (Parlamento autonómico) en galés y no en inglés, un hecho sin precedentes. Su primer discurso en este idioma, que aprendió en la Universidad de Aberystwyth, fue en 1969 cuando fue proclamado heredero. Con el tiempo se ha convertido en el hijo de reyes que más tiempo ha ostentado el título de príncipe de Galés. 

Superando las expectativas

El río humano que discurre por la orilla sur del Támesis con destino al palacio de Westminster ha superado todas las expectativas. Las miles de personas que este viernes aguardaban cola para entrar en la capilla ardiente de la reina superó los 10 kilómetros y obligó a las autoridades británicas a impedir, durante casi ocho horas, que más ciudadanos se unieran a la fila, con el propósito de evitar incidentes y resguardar la seguridad. Sin embargo, al final de la tarde se reabrió el acceso, aunque el Gobierno advirtió que ahora el tiempo de espera podría extenderse hasta 24 horas.