La tarifa de gas más barata del mercado libre duplica la regulada por el Gobierno

f. Fernández REDACCIÓN / LA VOZ

ACTUALIDAD

Nigel Roddis | REUTERS

La bajada del IVA al 5 % a partir del 1 de octubre reducirá la factura un 13 %

22 sep 2022 . Actualizado a las 12:07 h.

Tanto en gas como en electricidad, los consumidores domésticos tienen a su disposición tarifas reguladas por el Gobierno. Eso quiere decir que es el Ejecutivo el que decide cuál es la referencia de precios que se aplica y en qué condiciones se deben prestar ambos servicios básicos, entre otros aspectos. Frente a ellas están las ofertas de mercado libre, en las que son las comercializadoras de gas o de electricidad las que imponen los requisitos para la firma de los contratos, que los consumidores deciden libremente si aceptan o no.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

El incremento meteórico de los precios de los productos energéticos durante el último año ha obligado al Gobierno a mover ficha para proteger a los clientes de luz y gas de uno y otro mercado, aplicando rebajas fiscales en los impuestos que gravan las facturas de ambos productos. De hecho, a partir del 1 de octubre, el IVA del gas natural será del 5 %, como en la luz, lo que implicará una rebaja automática en el recibo doméstico de un 13 %.

Pero, mientras la tarifa eléctrica regulada sigue vinculada directamente a los vaivenes horarios del mercado mayorista diario de electricidad, el Gobierno ha extendido un escudo protector especial sobre la del gas. En ella los precios se actualizan cada tres meses y desde hace un año no pueden encarecerse más de un 15 %. Por eso es la tarifa más competitiva del mercado. Así, según datos del comparador de ofertas de energía de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), un hogar con un consumo anual medio de 8.000 megavatios hora de gas (con calefacción) paga 702 euros al año si tiene contratada la tarifa de último recurso (TUR), la regulada por el Gobierno. La misma familia abonaría justo el doble, 1.400, con la oferta más asequible del mercado libre.