España, Francia e Irlanda protestan hoy ante la Comisión por el veto a toda la pesca de fondo

S. S. REDACCIÓN/ LA VOZ

ACTUALIDAD

Planas, en un Consejo de MinistroS de Pesca de la UE en Bruselas
Planas, en un Consejo de MinistroS de Pesca de la UE en Bruselas M.A.P.A.

El ministro Luis Planas y sus homólogos francés e irlandés reclama en el Consejo la revisión de una prohibición que considera «desproporcionada»

26 sep 2022 . Actualizado a las 09:08 h.

Quedan catorce días para la entrada en vigor del acto de ejecución con el que la Comisión expulsará a toda la flota de fondo de 87 áreas de los cantiles entre Cádiz e Irlanda porque hay o puede haber corales, esponjas y plumas. España, Francia e Irlanda, a los que les impone la prohibición junto a Portugal, protestan hoy en Bruselas en el Consejo de Ministros de Pesca de la UE.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

«Ahí lo discutiremos con el comisario [Virginijus Sinkevicius] y con la Comisión», avanzó Luis Planas, ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación. Los Gobiernos de España, Francia e Irlanda esgrimen sus propios argumentos; en el caso nacional, coincidentes con los repetidos por los científicos, por los pescadores, por los Ejecutivos de las autonomías afectadas y por los sindicatos. Un clamor que hasta ahora no parece haber inmutado al departamento europeo de Medio Ambiente, Océanos y Pesca que dirige Sinkevicius.

Solicitan a la Comisión «que empiece lo antes posible la revisión» del veto total a la pesca de fondo utilizando la información científica más reciente, que sigue ignorando pese a las repetidas advertencias de los investigadores. Y no se refieren solo al informe actualizado que prevé presentar en noviembre el Consejo Internacional para la Exploración del Mar (ICES, por sus siglas en inglés), sino a otros más actuales y precisos que el Instituto Español de Oceanografía les recomendó consultar y aplicar.

Por lo que le transmitieron a Europa Press fuentes de la Comisión, no se espera que aparque el cierre de 16.1419 kilómetros cuadrados del Atlántico nororiental a la pesca de fondo. Aun así, en el consejo de hoy los ministros de España, Francia y Portugal expondrán sus opiniones y las «consecuencias en sus respectivos países». Salvo sorpresas, cientos de barcos serán expulsados de esas zonas el 9 de octubre.

El cierre de las 87 áreas a la pesca de fondo zarandea como un tren de temporales a barcos de Gran Sol como este de Celeiro en la bocana de la ría de Viveiro (foto de archivo)

Cientos de barcos serán expulsados el 9 de octubre de 87 zonas de pesca

S. S. / E. A.

Basándose en la huella que dejó el arrastre de fondo entre el 2009 y el 2011, así como en informaciones del 2019 y del 2020 sobre las zonas donde se sabe o se supone que puede haber ecosistemas marinos vulnerables, la Comisión Europea expulsará el próximo 9 de octubre a cientos de barcos gallegos, españoles y de otros países de 87 áreas de España, Portugal, Francia e Irlanda. Se les prohibirá volver a lanzar los aparejos en un total de 16.419 kilómetros cuadrados, parte de los caladeros donde faenan cientos de barcos, «arredor de 200 de capital galego», según la Consellería do Mar, y «unos 500» españoles, estima la patronal Cepesca. Aplaudido por oenegés ambientalistas, Virginijus Sinkevicius, eurocomisario de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, impone un veto a todas las artes en contacto con el fondo que, de no mediar rectificación de la Comisión, aboca a quienes lo rechazan a impugnarlo ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE). 

Seguir leyendo