Fernando Grande-Marlaska: «No seré yo quién valore la actuación de Marruecos con los muertos de Melilla»

Javier Romero Doniz
Javier Romero VIGO / LA VOZ

ACTUALIDAD · Exclusivo suscriptores

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en A Coruña
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en A Coruña Marcos Míguez

El ministro del Interior afirma que la seguridad en Galicia es mejor ahora que gobernando Rajoy

14 oct 2022 . Actualizado a las 17:15 h.

El magistrado Fernando Grande-Marlaska (1962, Bilbao) moldea su relato ministerial, tras tres años al frente de Interior, sin corbata y en clave de balance a unos 14 meses de las próximas elecciones generales. Hace recuento de inversiones e incremento de plantillas; viendo siempre el vaso medio lleno al compararlo con lo gestionado por el anterior gobierno, del PP. Cifras que, a su entender, eclipsan el reguero de frentes abiertos con sindicatos y asociaciones que representan a las funcionarios de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado e Instituciones Penitenciarias.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

—Recientemente, secundó en el Congreso la actuación de Marruecos por la tragedia en la valla de Melilla: ¿haría lo mismo si ejerciera la oposición?

—Hay que recordar que lo ocurrido fue un intento de entrada violenta, donde también hubo un número importante de guardias civiles heridos y un número que desconozco de gendarmes marroquíes. Nosotros trabajamos coordinados con los países de origen, de tránsito entre ellos y de una forma especial en Marruecos. Luchamos contra las mafias y eso es también apostar por una migración regulada, legal y ordenada.

—Repito la pregunta: si estuvieran en la oposición, ¿defendería la represión de Marruecos?

—Hablamos de actuaciones concretas que están bajo la investigación de los organismos correspondientes. No seré yo quien haga una valoración al respecto de la actuación de Marruecos con los muertos en Melilla.

—Visita Galicia en estos días por la festividad de la Policía Nacional. Los sindicatos denuncian que no actualiza el catálogo de puestos de trabajo y que en Galicia hacen falta más agentes.

—En los cuatro años que llevamos en el Gobierno, recuperamos los 560 efectivos que se perdieron en Galicia en los siete años que gobernó un gallego, Mariano Rajoy. Se bajó de 8.700 agentes aproximadamente, a 8.180. Nosotros no solo hemos recuperado los efectivos que había en diciembre del 2011, los hemos incrementado. Eso es una inversión necesaria y precisa.

—El trabajo policial evidencia que la ilegalización en España de narcolanchas ha derivado en un paraíso en Portugal por la falta de restricciones, ¿para cuándo la armonización de la ley?

—Nuestra coordinación y cooperación contra cualquier tipo de delincuencia con Portugal es absolutamente estrecha y directa. Pero no solo trabajamos con Portugal, también, por razones de vecindad y con mayor relevancia en la Unión Europea, para homogeneizar nuestras legislaciones internas para combatir el narcotráfico. Y en ello estamos para que así sea. Mientras tanto, la coordinación y la cooperación en la lucha contra el narcotráfico y contra toda la infraestructura que rodea al narcotráfico y también la logística, como son estas embarcaciones, es satisfactorio.

—Dadas las elevadas estadísticas de incautaciones, ¿Galicia necesita un plan de contención para rebajar el narcotráfico?

—Galicia tiene los medios necesarios y precisos. Ya hay un plan de contención que se ha venido fortaleciendo con los años. Tenemos allí grupos altamente especializados, como el ECO y el Greco; yo creo que debemos seguir en la política de hacer inteligencia porque el narcotráfico cambia muy rápido y nosotros debemos adelantarnos. También atacar a los entramados económicos de las organizaciones, esa tiene que ser una prioridad. Es, sin duda, lo que más daño les hace.

—Si se habla con las unidades especializadas, reiteran que son incapaces de atender toda la información sobre tráfico de drogas que les llega; reiteran que hacen falta más medios...

—Por eso estamos dando más medios personales, más medios materiales, por eso, vuelvo a decir, tenemos más personal en Galicia del que había en el 2011 [cuando el PP dejó el Gobierno]. Un policía o un guardia civil no se forma en dos meses, lleva su tiempo y nosotros estamos acelerando ese tiempo. Trabajamos igualmente en Andalucía, no solo en el Campo de Gibraltar, también en las provincias de Huelva, Almería, el resto de Cádiz o en la zona de Levante. Estamos en ello, pero hay mucho trabajo por hacer y lo bueno es que tenemos a unos grandísimos profesionales.

—¿Para cuándo la renovación de la Comisaría de Pontevedra? Pendiente desde hace 15 años

—En enero del 2019 se aprobaron 600 millones para la construcción nueva y rehabilitación de cuarteles y de comisarías para el período 2019-2025. De esos 600 millones, unos 35 millones aproximadamente iban destinados a Galicia. Esos 600 millones los hemos incrementado ahora en 400 más. Hace poco inauguré la Comisaría de Ribeira, con una inversión de 4 millones. Está proyectado el cuartel de la Guardia Civil de Santiago, con una un presupuesto de 14 millones. Otro cuartel en Cambados, con 8 millones. También en Tui haremos una inversión de 2 millones de euros. En lo referido a Pontevedra, se tomarán las medidas necesarias y precisas.

«El PSOE no creo que haya cambiado de postura sobre la okupación, nos ha preocupado siempre»

El relato del PSOE y del Gobierno, desde el 2018, ha restado trascendencia al volumen de okupaciones de viviendas, vinculando dicho debate a una cuestión ideológica o electoral. Sin embargo, el PSOE, a poco más de un año de las próximas generales, acaba de hacer una propuesta para garantizar el desalojo en 48 horas.

—¿A qué se debe este cambio de criterio sobre okupación?

—No creo que haya ningún cambio de postura sobre okupación en el PSOE, nos ha preocupado siempre. En primer lugar, cuando se habla de la ocupación, y déjame porque eso es técnico y yo soy jurista, es muy distinto el concepto de allanamiento de morada que el de usurpación. Pero las ocupaciones en su amplio espectro, en esos dos conceptos, ha disminuido en un 7 %. En Galicia, en este año, ha disminuido, y en el resto de España. Estamos preocupados por dar una respuesta a cualquier actuación criminal, y el año pasado ya suscribimos un protocolo de actuación conjunta con la Fiscalía General del Estado y una instrucción específica de la Secretaría de Estado de Seguridad.

—¿Actúan mafias de la okupación en España?

—No me gusta ese extremo, pero desde luego lo que hay es la investigación cierta y real de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para llegar al conocimiento del último extremo de los hechos delictivos y sobre su naturaleza y sobre lo que hay detrás de cada uno de ellos.

—Si estuviera en sus manos, suponiendo que el PSOE ganara las próximas elecciones generales, ¿repetiría como ministro o regresaría a la carrera judicial?

—Estoy convencido que el Partido Socialista va a ganar las próximas elecciones generales porque todos los retos afrontados por los gobiernos del presidente Sánchez en estos cuatro últimos años se han resuelto favorablemente, con una pandemia, una crisis económica y otra energética. Llegado el momento, estaré a lo que me diga el presidente.

—¿Significa que sí repetiría?

—Estaré a lo que diga el presidente Sánchez.

«Respeto absoluto por los sindicatos de prisiones, y a lo que entiendan ellos como razonable»

Instituciones Penitenciarias está siendo una de los frentes más convulsos en el Ministerio del Interior, sin apenas diálogo con los sindicatos y sin un acercamiento a la vista que permita, al menos este mandato, desbloquear la situación.

—¿Cómo encaja que le acusen de inacción para frenar las agresiones de presos a funcionarios?

—Decir que hubo más [agresiones] coincidiendo con las etapas de otros ministerios del Interior. Con nosotros han disminuido, no han incrementado. Pero permítame que hable de hechos objetivos sobre empleo público: en estos cuatro años se han convocado 5.500 plazas, algo inédito, y en este último se han unificado las ofertas de empleo público del 2021 y el 2022. También tenemos la propuesta de ley, planteada por el Grupo Parlamentario Socialista, para reconocerles como agentes de la autoridad, y buscamos que se les garantice una indemnización de forma inmediata si sufren agresiones igual que ocurre con los cuerpos policiales. Existe buena conexión y trabajamos en esa dirección.

—Habla de diálogo, pero en la festividad de Instituciones Penitenciarias, celebrada el pasado sábado, los sindicatos se negaron a participar en los actos en toda España «por falta de negociación» de su ministerio.

—Respeto absoluto a la política sindical y a la actuación de los sindicatos de prisiones, faltaría más, y a lo que entiendan ellos como razonable y pertinente. Los derechos en ese ámbito implican un abanico muy amplio de respuestas en donde se valora más de una opción, aunque sea importante. Pero hay otras respuestas también importantes que deben valorarse.