¿Por qué el mar ha desaparecido de Florida antes de la llegada de Ian?

ACTUALIDAD

SHANNON STAPLETON | REUTERS

El huracán ha alcanzado categoría 4 y ya es el más potente de la temporada ciclónica

29 sep 2022 . Actualizado a las 11:13 h.

El huracán Ian está cumpliendo con las expectativas. Se esperaba una rápida intensificación tras salir de Cuba y así ha sido. Justo después de abandonar la isla el enorme sistema de bajas presiones ganó fuerza tras proceder con un proceso típico de los grandes huracanes, reemplazar la pared de su gigante ojo.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

«A parede do ollo reemplazase polo menos unha vez ao longo da súa vida. Durante este proceso algunhas das bandas de chuvia que conforman o furacán, poden organizarse e acabar estrangulando as paredes do ollo ata substituílo por completo. Como é precisamente na parede onde teñen lugar os ventos máis fortes, o ciclón debilítase mentres se reemplaza a parede, pero unha vez completado o ciclo o furacán intensifícase de novo, algunhas veces moi rápido», explica Damián Insua, investigador del grupo de Física No Lineal de la USC.

Tras completar el recambio de las nubes convectivas que rodean el ojo ha alcanzado categoría 4, pero prácticamente se puede considerar como un categoría 5 por sus características. La presión ha bajado hasta los 970 milibares y los vientos sostenidos asociados llegan a los 240 kilómetros. Se trata del huracán más potente de la temporada y se espera un impacto devastador en la costa de Florida. 

Los vuelos cancelados se cuentan ya por miles y las escuelas han cerrado por precaución, mientras la población intenta abandonar en masa las zonas costeras que se encuentra más en riesgo. El presidente norteamericano, Joe Biden, ha confirmado la aprobación de una ayuda de emergencia y la agencia federal de desastres ha desplegado unos 700 efectivos, que se suman a otros 5.000 comprometidos por la Guardia Nacional y 2.000 más llegados de otros estados.

El fenómeno más peligroso se llama marejada ciclónica y amenaza con elevar el nivel de mar unos 3 metros sobre la superficie. Se produce por la acción de los fortísimos vientos. Este fenómeno actúa como cuando se sorbe agua a través de una pajita. Al quitar el aire, la presión disminuye y el líquido asciende por la pajita.

Pero como el agua tiene que subir tanto de manera vertical, en alguna otra zona tiene que retroceder horizontalmente. La naturaleza siempre tiende a compensar. Precisamente en algunas zonas de la Bahía Tampa el agua ha desaparecido por completo, dejando una escena impresionante. El agua que ha retrocedido surgirá elevada en la zona del centro del huracán. Se trata de un efecto parecido al que genera un tsunami, aunque el origen de ambos fenómenos resulta completamente diferente, uno es meteorológico y otro geológico.

En lo que se refiere a las consecuencias poco importa que sea un 4 o 5 ya que serán devastadoras. Según la escala Saffir-Simpson, que sirve de herramienta para determinar los posibles daños que pueden causar los vientos de un huracán, un ciclón con la intensidad de Ian producirá una destrucción de un alto porcentaje de las edificaciones hechas con estructura de madera, con caída total del techo y el colapso de las paredes. Los árboles y postes de electricidad caídos aislarán las áreas residenciales. Los cortes de energía durarán semanas o posiblemente meses. La mayor parte del área quedará inhabitable durante semanas o meses. 

Ian golpea con fuerza Florida

Ian golpea con fuerza Florida con vientos de hasta 150 kilómetros por hora

La Voz

Pocas horas después de que Ian haya tocado tierra en el suroeste de Florida como un huracán de categoría cuatro con vientos por encima de los 150 kilómetros por hora, casi dos millones de personas se han quedado sin electricidad a lo largo de multitud de condados de todo el estado.

En concreto, 1.814.000 personas han sufrido un colapso que ha dejado sin servicio de electricidad de manera total o parcial a multitud de condados de Florida, según ha recogido la web PowerOutage.us, que hace un seguimiento de los apagones en todo Estados Unidos.

Seguir leyendo