Hacienda pondrá en marcha un «impuesto de solidaridad» para fortunas de más de 3 millones de euros y una rebaja fiscal para rentas menores a 21.000 euros

La Voz

ACTUALIDAD

FERNANDO VILLAR | EFE

Eleva al 27 % la tributación de las rentas del capital en el IRP superiores a 200.000 euros

29 sep 2022 . Actualizado a las 15:21 h.

En medio de la guerra fiscal que se ha desatado entre las comunidades autónomas, el Gobierno de coalición presentó este jueves su paquete de medidas fiscales. El objetivo lo dejó claro desde el comienzo de la rueda de prensa la ministra de Hacienda, María Jesús Montero: «Queremos ser especialmente didácticos, porque en momentos donde impera el populismo tributario es más necesario que nunca que desde las administraciones apliquemos la pedagogía fiscal. Hemos trabajado desde el principio para que nuestro sistema fiscal sea más progresivo, eficiente, justo y suficiente para garantizar la justicia social y la eficiencia económica», resumió la ministra.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

Y lanzó un mensaje directo a las comunidades que estos días se han sumado a la guerra fiscal: «Cuando discutimos de impuestos hablamos de cómo financiar las pensiones de nuestros mayores, las becas de los jóvenes y de cómo destinar recursos a la investigación, a la dependencia o a la sanidad para que todos los ciudadanos puedan ser atendidos sin importar el dinero que tengan», detalló Montero.  

Impuesto a las grandes fortunas

Y uno de los pilares que sostendrá la nueva propuesta fiscal del Ejecutivo de Sánchez es, tal y como venían anunciando estas últimas semanas, un nuevo tributo a las grandes fortunas que contraste con la eliminación de los impuestos de Patrimonio anunciados por algunas comunidades autónomas. Este jueves se conocieron algunos de los detalles del nuevo gravamen.

El conocido como Impuesto de Solidaridad para grandes fortunas, se articulará como un tributo temporal para el año 2023 y 2024 y lo abonarán los contribuyentes con una riqueza neta superior a los 3 millones de euros. Será deducible en el impuesto de patrimonio para evitar una doble imposición y afectará a 23.000 contribuyentes, un 0,1 % del total. 

Tal y como explicó María Jesús Montero, tiene un potencial de recaudación de 1.500 millones de euros y tendrá tres tramos: un tipo del 1,7 % para patrimonios de entre 3 y 5 millones; 2,1 % para patrimonios de entre 5 y 10 millones, y 3,5 % para patrimonios de más de 10 millones de euros.

El IRPF

Al mismo tiempo, el Gobierno elevará un punto, hasta el 27 %, la tributación de las rentas del capital en el IRPF superiores a 200.000 euros, y para las plusvalías superiores a 300.000 euros, se elevará hasta el 28 %, dos puntos más. «Uno de los compromisos del pacto de investidura era ir acercando de forma paulatina el tratamiento de las rentas de trabajo a las rentas de capital. Y estas medidas van en esa dirección», resumió Montero.

Junto con esta subida a las rentas altas, el Gobierno también aprobará medidas en el IRPF para favorecer a las rentas medias y bajas, elevando hasta 21.000 euros el beneficio fiscal que actualmente se aplica en las rentas de hasta 18.000 euros. La cifra, aseguró Montero, no es casual. Ya que la rebaja afectará al 50 % de los trabajadores, teniendo en cuenta que el salario mediano de España se sitúa en los 21.000 euros. Esta medida va a suponer un ahorro de 1.881 millones de euros. «No vamos a tocar ni los tramos ni los tipos del IRPF, lo que vamos a hacer es ampliar el beneficio fiscal del que ya gozan determinadas rentas bajas y medias», añadió. El Ministerio puso sobre la mesa un ejemplo para ilustrar el alcance de la medida: un trabajador sin descendientes que gana 18.000 euros, ahora se ahorrará 746 euros al año. 

Asimismo, las rentas del trabajo a partir de 15.000 euros (1.000 euros más que ahora) estarán exentas del pago del IRPF.

Dentro del apartado del IRPF también se incluirá una rebaja adicional del 5 % en el rendimiento neto de los módulos para los autónomos. Y se elevará hasta el 7 % la reducción para gastos deducibles de difícil justificación. Beneficiará a más de 577.000 empleados por cuenta propia, que se ahorrarán 184 millones de euros.

Sociedades

Otra de las medidas anunciadas es una bajada del impuesto de sociedades al 23 % (desde el 25 % actual) para las pymes que facturan menos de un millón de euros. Se espera que se beneficien unas 407.300 pequeñas empresas. 

Igualmente, en este tributo se limitará al 50% la posibilidad de compensar las pérdidas de las filiales en los grupos consolidados, que afectará a 3.609 grandes empresas y tendrá un carácter temporal. Con esta medida, Hacienda espera recaudar 2.439 millones entre el 2023 y el 2024.

IVA a los productos de higiene femenina

Dentro de la partida correspondiente al IVA, Montero anunció que se bajará el tipo del 10 al 4 % para los productos de higiene femenina.